23.9.09

Choclo, amor, solidaridad


Estimados señores Radio Tosco:

Hoy leí en La Voz del Interior una nota sobre "La Chocleada", definida como "un movimiento social y solidario creado en el año 2006 por productores rurales y vecinos de [...] Alejandro Roca, del centro-sur cordobés". Dicen que el objetivo es "cosechar maíz de campos de la zona en forma manual [...] para ser entregado a la Red Argentina Banco de Alimentos, una ONG especializada en asistir a comedores infantiles".
La recolección la hacen chicos de colegios secundarios, con sus familias y maestros. Parece que la cosa la iniciaron ex alumnos del Colegio Champagnat, entre los que se incluyen algunos directivos de la Sociedad Rural de Río Cuarto autoconvocados contra las retenciones.
¿Y si los niños pobres no consiguen que unos adolescentes pasen un día educativo arrancando choclos? ¿Y si usaran máquinas, para juntar más choclos y donar más? ¿Y si la alimentación fuera un derecho, y no una ocasión de crecimiento espiritual? ¿Y si los diarios preguntaran estas cosas?

¿Vale la pena cuestionarse esto? ¿O soy un amargo que no sabe ver la belleza de la solidaridad en granos arrancados a mano?

Atentamente,
Marlon Campos

22.9.09

Cambionasso

Llega el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual al Senado. Pregunta: ¿será posible que el kirchnerismo acepte cambiar el art. 10, adoptando la propuesta del diputado Miguel Bonasso?
En su despacho de minoría, Bonasso propone que la Autoridad de Aplicación (sobre los medios audiovisuales) quede bajo el ámbito del Congreso, y no del Poder Ejecutivo. Y esto no es comunismo. Algo parecido se hace con la Comisión Federal de Comunicaciones yanqui, creada en 1934 bajo el gobierno de Franklin D. Roosevelt.
El proyecto aprobado en Diputados establece 7 directores para la Autoridad; tres serán propuestos por el Congreso. ¿No sería lógico confiar el órgano en sí al Poder Legislativo? Podría mantenerse la facultad del Presidente para designarlos, con acuerdo del Senado (como en Estados Unidos), o de Diputados. El kirchnerismo tiene mayoría en el Congreso por lo menos hasta 2011; no hay de qué preocuparse. Me parece que al Gobierno hoy no le costaría nada este cambio. Y esta propuesta debilitaría muchísimo el verso clarinesco.

Más importante aún: sería un golazo poner, por primera vez en la historia, los servicios audiovisuales bajo control del Parlamento. Bah, creo.

16.9.09

Arturo, discurso duro

El diputado nacional Arturo Miguel Heredia habló hoy durante el debate por la ley de servicios de comunicación audiovisual.
Afirmó que será una "ley ilegal", un concepto de la familia de "agua seca", "dios ateo" o "verde rojo". Sostuvo que el proyecto obliga a "pedir autorización para hacer una cadena" y criticó la exigencia de que se difunda el 30% de música nacional. Planteó, como ejemplo, el espinoso caso del cuartetero Jean Carlos, debido a su origen dominicano. Dijo que la ley afecta a los pobres, porque ellos no tienen dinero para comprar el diario, y ahora quedarán limitados a escuchar la radio local. Humildemente, definió a la Cadena 3 como "un éxito enorme" y subrayó su pertenencia a ella por 30 años. Destacó el talento y la creatividad de Mario Pereyra. Reclamó la "total libertad" para hacer cadenas, "que se haga más grande la torta" y que "no le tengamos miedo a la competencia". Recordó que en la década del 70 perdió "muchísimos de sus amigos porque no podían opinar, porque no podían decir 'Viva Perón' porque iban en cana"; dijo que no quería que en 2009 se impusieran los mismos límites a la libertad de expresión. Prácticamente estamos como en el 76.

Arturo Miguel Heredia fue elegido diputado en 2005. Integró, en el cuarto lugar, la lista del frente integrado por Cadena 3 y el Partido Justicialista. El hoy kirchnerista Eduardo Accastello encabezó la nómina; la kirchnerista Patricia Vaca Narvaja ocupó el segundo lugar, seguida por Alberto Cantero.

Sobre rieles

Por carta, el intendente Daniel Giacomino pidió hoy al secretario de Transportes que el Ferrourbano no circule, “atento a los diferentes inconvenientes”, hasta que se haya garantizado “la seguridad plena de los vecinos”. La palabra “seguridad” aparece tres veces en un texto de cuatro oraciones.

El problema arrancó en agosto: un tren de cargas mutiló los dedos de la mano a una nena de 12 años. La chica vive en la villa El Nailon, al borde de las vías. La gente del Nailon protestó, quemó cubiertas y bloqueó los rieles. La solución oficial: un mejor alambrado que impida a los pobres acercarse al tren. Un cerco, una pared, un foso con caimanes. Lo que sea, menos preguntar por qué hay niñas que viven en villas. La miseria puede seguir: lo importante es que no se cruce frente al tren.

[hoy con atraso; próxima emisión, martes 22 Sep]

8.9.09

Invierno del 91

(1) Llevábamos dos años de privatizaciones, corruptelas, indultos, narcogates, leche contaminada y envío de barcos a la guerra del Golfo. Pero en los seis últimos meses la cotización del dólar y los precios venían estables, quietos. Eso alcanzó para lavar todo lo otro, y Menem consigue un triunfo resonante en todo el país el domingo 8 de septiembre de 1991. "Hoy es San Cavallo", exclama Eduardo Amadeo, diputado electo por el peronismo bonaerense. El vicepresidente, Eduardo Duhalde, se convierte en gobernador de Buenos Aires; Franco y Mauricio Macri van al Congreso a felicitarlo.

(2) La victoria legitima el vuelco neoliberal. Al asumir en 1989, Menem rompió sus promesas de campaña y metió a los Alsogaray en el gobierno. Ahora dice Domingo Cavallo, superministro de Economía: "algunos decían que el presidente Menem aplicó un programa diferente al que expuso en su campaña [...]; pues bien, ahora ese programa está en plena ejecución y la gente lo apoyó rotundamente. Esa es una señal muy clara para los mercados" (La Nación, 09 Sep 1991, pág. 16).

(3) Exultante, Menem se felicita: "No me molesta que me llamen conservador porque eso no tiene nada de malo. No me importa de dónde vienen las cosas. Lo que es bueno para la Argentina es bueno para este gobierno" (La Nación, 11 Sep 1991, pág. 5). Y lo que es bueno para este Gobierno...

(4) El neoliberalismo se contagia. El angelocista Rubén Américo Martí, elegido intendente de Córdoba, convoca a Germán Kammerath para que se sume a su gabinete (La Voz del Interior, 11 Sep 1991).

(5) El diario La Nación elogia el triunfo de un nuevo gobernador: "Es indudable, también, que el gobernador electo, Carlos [sic] Kirchner (PJ) fue premiado, en buena medida por el voto independiente de esta ciudad [Río Gallegos] merced a su desempeño en los últimos 4 años como intendente. Supo, además, exponer una plataforma electoral a la vez elaborada y asequible y se movió alejado, en general, de los lineamientos de la conducción del PJ local" (La Nación, 10 Sep 1991, pág. 11).

1.9.09

La CIA ataca a riojana

1) La Nación lo consideradisparatado”, “desprejuiciado”, “desacertado”, “inoportuno” y de “inequívoco perfil confiscatorio”. Es el proyecto para crear un ente público que construya o adquiera viviendas para alquilar. La iniciativa, presentada por la senadora kirchnerista Teresita Quintela, fija el plazo mínimo de locación en 5 años (hoy son 2) renovables automáticamente y adopta una fórmula para calcular el alquiler mensual: el valor fiscal del inmueble dividido por 150. La propiedad se recupera así en 12 años y medio. Habrá, seguramente, cosas para mejorar en este proyecto.

2) Pero así como está ya enfurece a la C.I.A. (Cámara Inmobiliaria Argentina) y otras similares, que se escudan en la Constitución y el mercado, o más bien, en el mercado y la Constitución. La vivienda no es un bien en el mercado: es un derecho humano y constitucional (está en el art. 11 del Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y en el art. 14 bis de la Constitución). No hay negociación de mercado entre un propietario que busca al mejor postor y un inquilino que lleva el colchón enrollado a la espalda, mientras su familia cuida sus muebles en la vereda. Ni Adam Smith vería en eso un mercado de iguales.

La Nación nos asusta: esta ley achicará la oferta de casas, detendrá la construcción y creará desempleo. Pero las edisures no construyen ni ofertan hoy para los pobres. Al contrario: cada ladrillo cierra nuevas paredes de countries serranos o en altura, alambrados y patrullados. Y si el Estado construye, habrá trabajo también.

3) Después de 2001, parecimos comprender que la salud, la educación y las jubilaciones no son mercancías. A ver si entendemos que la vivienda es otro derecho más.