8.9.09

Invierno del 91

(1) Llevábamos dos años de privatizaciones, corruptelas, indultos, narcogates, leche contaminada y envío de barcos a la guerra del Golfo. Pero en los seis últimos meses la cotización del dólar y los precios venían estables, quietos. Eso alcanzó para lavar todo lo otro, y Menem consigue un triunfo resonante en todo el país el domingo 8 de septiembre de 1991. "Hoy es San Cavallo", exclama Eduardo Amadeo, diputado electo por el peronismo bonaerense. El vicepresidente, Eduardo Duhalde, se convierte en gobernador de Buenos Aires; Franco y Mauricio Macri van al Congreso a felicitarlo.

(2) La victoria legitima el vuelco neoliberal. Al asumir en 1989, Menem rompió sus promesas de campaña y metió a los Alsogaray en el gobierno. Ahora dice Domingo Cavallo, superministro de Economía: "algunos decían que el presidente Menem aplicó un programa diferente al que expuso en su campaña [...]; pues bien, ahora ese programa está en plena ejecución y la gente lo apoyó rotundamente. Esa es una señal muy clara para los mercados" (La Nación, 09 Sep 1991, pág. 16).

(3) Exultante, Menem se felicita: "No me molesta que me llamen conservador porque eso no tiene nada de malo. No me importa de dónde vienen las cosas. Lo que es bueno para la Argentina es bueno para este gobierno" (La Nación, 11 Sep 1991, pág. 5). Y lo que es bueno para este Gobierno...

(4) El neoliberalismo se contagia. El angelocista Rubén Américo Martí, elegido intendente de Córdoba, convoca a Germán Kammerath para que se sume a su gabinete (La Voz del Interior, 11 Sep 1991).

(5) El diario La Nación elogia el triunfo de un nuevo gobernador: "Es indudable, también, que el gobernador electo, Carlos [sic] Kirchner (PJ) fue premiado, en buena medida por el voto independiente de esta ciudad [Río Gallegos] merced a su desempeño en los últimos 4 años como intendente. Supo, además, exponer una plataforma electoral a la vez elaborada y asequible y se movió alejado, en general, de los lineamientos de la conducción del PJ local" (La Nación, 10 Sep 1991, pág. 11).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenísimo Horacio.
Dos cosas:
A qué lo convocó Martí a Kammerath? En esas elecciones fue candidato Germán Luis?

Por otro lado, lo último, por fin, habla bien de Néstor Carlos. Eso es para los que dicen que se pejotizó...

Abrazo

Juan Cruz

Redacción / Radio Tosco dijo...

Hola, John Cross querido...
Según "La Voz" de entonces, Rubén Américo "Pueblo" Martí convocó a Yermán para un cargo en el gabinete municipal. El jueves 13 Sep 1991 el diario informa que Kammerath rechazó el convite. Supongo que había sido candidato a diputado nacional; pero de ahí en adelante siguió como presidente de la Comisión Nacional de Comunicaciones. Creo que era una posición mucho más "interesante" que la de ocupar una sillita en el Palacio 6 de Julio. Igual, después lo hizo, ¿no? Salió medio fulero...

Un abrazo

Horatius