22.9.09

Cambionasso

Llega el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual al Senado. Pregunta: ¿será posible que el kirchnerismo acepte cambiar el art. 10, adoptando la propuesta del diputado Miguel Bonasso?
En su despacho de minoría, Bonasso propone que la Autoridad de Aplicación (sobre los medios audiovisuales) quede bajo el ámbito del Congreso, y no del Poder Ejecutivo. Y esto no es comunismo. Algo parecido se hace con la Comisión Federal de Comunicaciones yanqui, creada en 1934 bajo el gobierno de Franklin D. Roosevelt.
El proyecto aprobado en Diputados establece 7 directores para la Autoridad; tres serán propuestos por el Congreso. ¿No sería lógico confiar el órgano en sí al Poder Legislativo? Podría mantenerse la facultad del Presidente para designarlos, con acuerdo del Senado (como en Estados Unidos), o de Diputados. El kirchnerismo tiene mayoría en el Congreso por lo menos hasta 2011; no hay de qué preocuparse. Me parece que al Gobierno hoy no le costaría nada este cambio. Y esta propuesta debilitaría muchísimo el verso clarinesco.

Más importante aún: sería un golazo poner, por primera vez en la historia, los servicios audiovisuales bajo control del Parlamento. Bah, creo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Horacio querido: independientemente del resto del contenido, discrepo con tu afirmación de que "el kirchnerismo tiene mayoría en el Congreso por lo menos hasta 2011; no hay de qué preocuparse". El 28 de junio, el FPV perdió cuatro bancas en el Senado (dos en Córdoba, dos en Corrientes y una en Mendoza) y ganó una en Tucumán, quedando nominalmente con 36 senadores nacionales sobre 72, con lo cual puso en cuestión su mayoría porque hay algunos díscolos entre ellos (sin contar con que Cobos es opositor). En Diputados, el oficialismo perdió alrededor de 20 bancas, cayendo de 116 a cerca de 96, y quedando a 33 diputados de la mayoría.
No creo que los aliados circunstanciales (entre ellos, los socialistas que acompañaron con su voto a la ley de medios en Diputados) puedan contarse como mayoría propia kirchnerista.

Anónimo dijo...

Ah, me olvidé de identificarme, el de "Horacio querido" soy Norman.