11.8.09

Calibrando el cuentapobres

Clarín dedica hoy 874 palabras a discutir cuántos bebés por día nacen pobres en Argentina. Podemos elegir entre los 606 (seiscientos seis) contados por UNICEF o los 950 (novecientos cincuenta) arriesgados por el Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil. Después podemos seguir: 10% nace con bajo peso; 25 por día no llegarán a cumplir un año de vida; 30 morirán antes de los cinco. De diez millones de niños argentinos, el 57% es pobre. O sea que cinco millones setecientos mil están por debajo de la línea de pobreza, lo que nos da dos niños pobres por kilómetro cuadrado de territorio nacional (pero solamente un pobrecito y medio si agregamos el sector antártico argentino). Igual, hay que andar con ojo: según un sociólogo citado por Clarín, “en este país ningún número es confiable”.

La anestesia tecnocrática: los pobres nacen así, lo importante es contarlos bien. ¿Alguna vez discutiremos quiénes causan la pobreza? ¿Quiénes envenenan el óvulo y el esperma del país con la explotación congénita? ¿Se sabrá cómo las uniones industriales, adebas, sociedades rurales, cegeteses y fundiciones mediterráneas nos atacan en el vientre materno? ¿Y quedará claro quién está obligado a revertir la pobreza? ¿Publicará alguna vez la Gran Prensa el artículo 11 del Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales? Por ahora, la solución argentina para los problemas argentinos sigue siendo contar los pobres en el macroscopio, discutir números, ocultar las causas.

5 comentarios:

El Eternauta dijo...

es que hasta el Papa y los Obispos argentinos hablan de esta "pobreza escandalosa" !!...como si la pobreza fuera una epidemia igual a la gripe porcina, donde el origen es desconocido!!!...
Yo digo: nuestros laboratorios estarán capacitados para producir la vacuna contra la pobreza?...o habrá que importarla como el tamiflu?
saludos...de vuelta al ruedo

Elias Vida dijo...

Diria que para Clarin y la Iglesia, entre otros, estos pobres carecen de historia, tienen un Origen mayormente moral (la corrupcion, la amoralidad, la maldad, la falta de solidaridad, etc) por eso no es tan interesante la cronica de su desarrollo como lo escandaloso de su presencia.

San Gordelius dijo...

Si la Democracia es una herramienta para la distribución igualitaria del poder, y según Guillermo O'Donnell la democracia representativa denigró en democracia delegativa, entonces somos nosotros quienes elegimos que 30 chicos, inocentes de toda inocencia, mueran de causas relacionadas al hambre en el país que produce suficientes alimentos como para cubrir las necesidades básicas anuales (según FAO) de la población de EEUU, Canadá, Francia y España.

De sólo pensarlo me dan escalofríos.


Dr Gordelius

PD: Sería bueno que sepamos que el Día del Niño se celebra en nuestro país en conmemoración de la "batalla" de Acosta Ñú, ocurrida el 16 de agosto de 1869. Los últimos soldados del Ejército del Paraguay, 3500 niños de 10 y 12 años, se enfrentaron a 20.000 infantes y jinetes brasileros y argentinos. 2.200 de ellos fueron exterminados y los campos que rodeaban el sitio de la masacre fueron incendiados por orden del Conde Gastao de Orleans, con el fin de quemar a las madres que buscaban los cadáveres de sus hijos. 140 años después, ni en el Día del Niño los chicos pueden siquiera jugar a ser chicos.

Redacción / Radio Tosco dijo...

Hola, Elías, Gonzalo, Dr Gordelius...
Cómo andan... Gracias por venir.
La idea de la pobreza como algo "congénito", una enfermedad de nacimiento, con algún origen moral... y que se vuelve escándalo por su presencia pública... bueno, qué combinación linda de enfoques nos propone esta gente. Menos mal que después vienen los "científicos" y nos ponen a discutir el método de cuantificación.

Un abrazo

Horacio

Mordi dijo...

Los más ricos de la Argentina se llevaron $ 500.000.000 de subsidios. Y eso porque el oficialismo logró reducir el subsidio a la mitad. Además, otros ricos se llevarán otro subsidio para que el pueblo les pague el aumento del gas. Clarín y otros reciben fondos del Estado para paagr sus deudas con el exterior. Es claro que el que nace pobre vivirá pobre y cada vez habrá más pobreza, pues son los pobres los que pagan para que los ricos reciban ayuda.
Me desconcierta que estas decisiones no sean contestadas por muchos de los que pagan, sino todo lo contrario, pues aplauden los votos no positivos y los beneficios para los que más tienen y el perjuicio de los que tienen menos.