21.7.09

Giacomino y el Estado de Derecho

1) En la protesta municipal de ayer, 23 detenidos: 22 empleados y un hombre de quien, según el fiscal Alejandro Moyano, no se conocía su participación en el conflicto. Hoy, 11 detenidos. Uno de ellos, imputado por agresión, quedó internado en el Hospital de Urgencias. Intervinieron el grupo de elite ETER, la Guardia de Infantería, la División Canes y Bomberos. El oficial a cargo afirmó que uno de sus hombres tenía lesiones graves en la boca por una pedrada. El ministro de Gobierno, Carlos Caserio, describió ante Canal 12 la protesta como "una guerra de guerrillas; cuando vamos para un lado ellos se van para otro".

2) En un reiterado aviso televisivo, la Municipalidad destaca que vivimos en "un Estado de derecho". Siguiendo la lógica de Susana Giménez, el anuncio advierte: "el que no trabaja no cobra" (en la línea noventista del recordado "ramal que para, ramal que cierra").
¿El que no trabaja, no cobra? ¿Y el derecho de huelga (Constitución Nacional, art. 14 bis; Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, art. 8)? ¿No consiste la huelga, justamente, en no trabajar? Y si se descuenta el pago, ¿qué derecho sería ése?

3) Además, el fiscal Moyano imputó hoy martes a Rubén Daniele, titular del sindicato de municipales, por "incitación a la violencia". Se basó en declaraciones del gremialista en una asamblea esta mañana. Allí dijo, según La Voz del Interior: "Este conflicto se va a poner más duro. Amenazan con echarnos [...] Seguí echándole leña al fuego, Giacomino, pero hacete cargo de las llamas porque nosotros también le vamos a echar leña a este fuego" y luego agregó: "Vayan preparando todas las cárceles de Córdoba porque no les va a alcanzar para meternos a todos, van a tener que meternos a los 10 mil".
En agosto de 2001, el fiscal Moyano desestimó la última denuncia contra Eduardo Angeloz por enriquecimiento ilícito. En su escrito, según el diario La Nación, el fiscal dijo que una imputación "sobre todo cuando se hace pública, provoca un fenómeno de estigmatización que no es disipado por ninguna decisión jurisdiccional desincriminatoria posterior (mirada generalmente con indiferencia o suspicacia)".
Esta mesura se manifestó en otras causas. En junio de 2003, solicitó el sobreseimiento de Domingo Carbonetti, ex fiscal de Estado, en una causa por manejo de fondos públicos. Desestimó una denuncia por fraude inmobiliario contra De la Sota en diciembre de 2008. Cuando Luis Juez cuestionó en 2006 la renegociación de contrato entre Aguas Cordobesas y el Gobierno provincial, el fiscal Moyano citó a Juez para que presentara las pruebas de la supuesta corrupción; podía ocurrir que una imputación sin fundamento afectara el buen nombre de alguien.

7 comentarios:

Martín Juárez Ferrer dijo...

querido horacio,

una duda que siempre tuve es si durante la huelga se pagan o no los salarios. a pesar de haber hecho una mini investigación sobre la huelga en servicios públicos, te diré que noté, con sorpresa, que ningún autor dice nada de esto, aun cuando es casi uno de los dos o tres puntos más relevantes cuando hablamos de huelgas.

Con toda predisposición al diálogo, te diré que me parece muy razonable que no se paguen salarios durante la huelga. hago este razonamiento: la huelga consiste en el derecho a no asistir, a no realizar las tareas, por parte de los trabajadores. Por su parte, el empleador no puede reemplazar los huelguistas (eso sería una práctica desleal, y está tipificada como tal), pero me parece lógico que ni no trabajan ese día, no se les pague el sueldo de ese día.

Estoy totalmente abierto a ser convencido de lo contrario, la sigamos,

un abrazo fuerte,

martín

ABovino dijo...

Don H:

Lindo muchacho este fiscal Moyano. ¿Sabés como fue designado en su cargo?

Abrazo,

AB

NUESTRO STAFF DE ESCRITORES dijo...

Bueno... este articulo me parece bien solo estaria bueno decir que los municipales van a ver la direccion del sindicato doblar el brazo, o sea en momentos de crisis hay que ver que hace Danielle por que por más rojos que sea(que no lo es nada por cierto) no podes tener con resistencia con la policia para ganar el conflicto y mas teniendo a los brazos de la opinion publica ahorcandote. Por eso creo que este conflicto le va a bajar los pantalones a varios.

Nos vemos suerte gente
y viva la lucha del pueblo hondureño

LA VIDA NO ESTÁ EN OTRA PARTE dijo...

horacio, yo no sé nada de derecho pero soy docente y a nosotros no han descontado en otros momentos todos y cada uno de los paros y también quisiera saber cómo es este asunto del derecho a huelga.
Además, como estoy de delegado gremial representando amis compañeros quisiera que me recomendaras algo para leer acerca de este asunto para tener conocimientos más sólidos.
Te cuento que llegué por recomendación a tu blog y siempre está bueno ver gente que se preocuipa de socializar posturas políticas y conocimientos que no circulan por otros lados
Un abrazo y espero respuesta

Redacción / Radio Tosco dijo...

Hola, amigos. Perdón por contestar medio tarde. Lo primero, para el amigo Alberto: anduve buscando datos sobre cómo llegó el fiscal Moyano a su cargo, pero no encontré nada. Creo que, de todas formas, los "antecedentes" que yo señalé no son extraordinarios, sino -en cierta forma- una postura común o "promedio" en nuestro ambiente.

Y sobre lo otro. En principio, hay un "vacío" sobre la regulación del derecho de huelga (cfr., por ej., Néstor Sagüés, "Manual de Derecho Constitucional", Astrea, Buenos Aires, 2007, pág. 825).
La ley 25.877, en el art. 24, regula en qué actividades no puede haber huelga sin guardias mínimas. Pero no dice nada, me parece, sobre el tema de pagar o no los días de huelga. Sagüés consigna, solamente, dos fallos de la Corte (que no leí) donde el tribunal dice que si el empleador ha cumplido todas sus obligaciones, la huelga (como suspensión del contrato de trabajo) lo exime de pagar sueldos por los días de huelga. Estas decisiones están en Fallos, 256:305 y 307. O sea, son de hace cuarenta años o más.

Sin embargo, creo que hay razones para que se mantenga la obligación de pagar esos días.
1) La huelga implica suspender el trabajo. No es, me parece, una suspensión del "contrato de trabajo"; la huelga integra el contrato, es un evento previsto en el contrato. Si no está explícitamente puesto, lo está implícitamente, porque el art. 14 bis es norma constitucional.
Es una suspensión de la actividad del trabajador, dentro del contrato. Pero cuidado: es una suspensión justificada (por el ejercicio de un derecho). Es análogo a la suspensión por razones de salud, por ejemplo; y en casos de suspensión justificada de las labores, el empleador paga esos días.
2) La huelga es una medida de acción de los trabajadores contra el empleador. Pero la fuerza de esa presión se debilitaría enormemente si el patrón pudiera, simplemente, esperar que la falta de pago llevara a los huelguistas a retomar el trabajo. El salario tiene carácter alimentario: cuando se lo recorta, se sabe que el empleado tiene que elegir si come o sigue la huelga. Planteado así, el derecho de huelga perdería su eficacia potencial si queda subordinado a la capacidad del trabajador de subsistir con recursos externos al salario. Por otro lado, la huelga perjudica económicamente al patrón: pero su beneficio no tiene (por definición, más allá de los casos particulares) carácter alimentario. Por lo tanto, las pérdidas no implican el mismo nivel de presión (en lo alimentario) que el descuento al trabajador.

3) Quizá se piensa que pagar los días de huelga haría que la medida pudiera durar eternamente, o prestarse a abusos (como que los empleados cobraran sin trabajar invocando una huelga). Frente a este argumento, hay que decir, primero, que la huelga en Argentina no es un derecho de los empleados, sino de las organizaciones sindicales (ver el art. 14 bis; aunque creo que se puede ampliar esta interpretación). No pueden trabajadores aislados "inventar" huelgas para justificar una falta, por ejemplo, o para evitar ir a la oficina un día. Por otro lado, las huelgas también están sujetas a un control de legalidad administrativo (por la autoridad del Trabajo competente). Es decir, que si la huelga se extendiera más allá de lo razonable o si se viera que tiene un carácter espurio (o algo por el estilo), existe una instancia donde plantear el problema (hay posterior revisión judicial, además).
Pero resulta injustificado, me parece, privar de fuerza a la huelga como medida para prevenir hipotéticos abusos.

Esto es más o menos lo que pienso...

Un abrazo

Horacio

Redacción / Radio Tosco dijo...

Y en particular para el amigo delegado, qué bueno tener lectores así... No se me ocurre nada en particular para que leas, salvo estos textos sobre derecho constitucional (que parecen no decir mucho en detalle). Otra fuente posible son los sitios de internet de las confederaciones sindicales nacionales (como la CTA, que tiene un Instituto de Estudios y Formación) e internacionales (la Federación Sindical Mundial y la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres; otra más "extremista" es la International Workers of the World, que son bien bravos!). En esos sitios suele haber material de capacitación para líderes sindicales y seguramente habrá algo sobre esta discusión.

La seguimos...

Horacio

Anónimo dijo...

Horacio, te agradezco los excelentes comentarios que nos dedicaste y la información que puedo consultar.
Excelente el espacio para pensar entre todos
Saludos
Fernando, el delegado