26.5.09

En el taller

Mayo 1970. Ha pasado un año desde el Cordobazo. Un nuevo paro tiene lugar en Córdoba y poco después la revista porteña Panorama publica una nota con referencias a Tosco. No tenemos ese artículo. Pero sí transmitimos aquí la carta que el dirigente envía luego a la revista. Leyéndola, entendemos un poco más cómo vivía Tosco su militancia. La carta se publica en el número 162 (02 Jun 1970), página 6, bajo el título "Desmentida":


En la nota “Gobierno-Oposición: Los cuatrocientos golpes” (Panorama 156) se ha deslizado un párrafo que adolece de una serie de inexactitudes, particularmente en lo que a mí respecta, sin que ello signifique decir que en relación a los demás citados pueda ser verdad.

No quiero hacer una crítica al derecho que pueda tener cualquier publicación de orientar a sus lectores a cualquier tipo de conclusiones, inclusive de carácter político. Lo que sí creo es que las deducciones, las conclusiones o la orientación deben basarse sobre hechos ciertos, descriptos con objetividad, y no sobre presunciones, o directamente sobre circunstancias que no se han producido. Es por todo ello que expreso:

1) Desconozco absolutamente la existencia de una reunión informada por el compañero Miguel Ángel Correa, en los hechos y términos que relata Panorama.

2) El compañero Correa no es un “carpintero ongarista”. Él y su gremio militan desde hace un tiempo en las 62 Organizaciones.

3) No abandoné Córdoba el día del paro (23 de mayo). Trabajé desde las 6.30 hasta las 10 en el Taller Electromecánico de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba, donde presto servicios. Puedo hacer llegar la constancia del Registro de Personal de la empresa y el testimonio de los compañeros de trabajo de mi sección y de quienes desempeñan su labor en la zona, que son más de un centenar. A las 10 me dirigí al local de la CGT como estaba resuelto, con mis compañeros, no siendo posible cumplir con tal objetivo por la represión desatada. Durante todo el día estuve en Córdoba reunido con compañeros. Por la tarde redacté un comunicado de prensa, informando que Luz y Fuerza había cumplido totalmente el paro y demandando la libertad de los detenidos.

4) No me dediqué a “tentar suerte” para “afinar” contactos con el general Jorge Raúl Carcagno, y ni en el terreno de las fantasías conozco los móviles que se le adjudicaron.

Por último, y para evitar confusiones, ratifico totalmente, a pesar de ser conocida, mi terminante oposición a la acción económica, social y política del régimen de Onganía por estar absolutamente seguro de que está dirigida contra los derechos e intereses de la clase trabajadora y del pueblo argentino, fundamentalmente a sus sectores más postergados.

Agustín J. Tosco

Barrio Los Naranjos (Córdoba)

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué sujeto Tosco. ES bueno escuchar ahora a algunos militantes de aquellos años que le decían a Tosco que era reformista. Una locura, solo explicable en que el hombre de Luz y Fuerza entendía que cierto sector del peronismo estaba del mismo lado que ellos.

aquí, entrevista a lso hijos: juancruztv.blogspot.com

Abrazo

El Eternauta dijo...

lo que a mi no me termina de cerrar es la posición de amplios sectores de la clase media cordobesa, que avalaron el Cordobazo en 1969 y aún ahora lo sitúan como una gesta heroica contra una dictadura de Onganía y solo 7 años después avalaron con su silencio el advenimiento de la dictadura de Videla...
saludos
gonzalo fuzs