24.3.09

Dos fragmentos

(1) En su editorial del 12 de abril de 1976, La Voz del Interior propone sumar integrantes de partidos políticos a la flamante Comisión de Asesoramiento Legislativo (CAL) de Córdoba. La CAL redacta los proyectos de ley que el gobernador militar Carlos Bernardo Chasseing “sanciona” a sola firma. La Voz intenta dar un barniz “democrático” al terrorismo de Estado. La CAL, creada por decreto 487/76, actúa bajo la presidencia del teniente coronel auditor José Ignacio Bas; el capitán auditor Guillermo Freytes es secretario. Los vocales son Eduardo Marfort, Benigno Ildarraz, Arístides Ruibal, Carlos Jorge Rocca y Marta Spinolo de Etchegoin. Por decreto 1138 de junio de 1976, entrarían Jorge Eduardo Martinoli, Gustavo Ascensio Viramonte, Efraín Hugo Richard y Guillermo Tristán Luque de Loredo.

(2)8. Que la libertad de cátedra en el marco de este desarrollo autónomo, debe ser entendida como el derecho de profesar y enseñar los resultados de la investigación científica y del propio pensamiento. En cambio, y en salvaguardia de la misma libertad académica de profesores y alumnos, la Universidad debe impedir la penetración y excluir la acción de aquellas ideologías que la niegan y atentan contra el bien común de la Nación”. Del folleto Misión y fines de la Universidad, publicado por la Universidad Nacional de Córdoba en octubre de 1976, pág. 9. El folleto lleva la firma de los docentes seleccionados para escribirlo: Dr. Guillermo Becerra Ferrer, Ing. Nicolás A. Bello, Dr. Héctor Bertorello, Ab. Alberto Boixadós, Dr. Héctor E. Buteler Riu, Dr. José Ignacio Cafferata, Dr. Héctor Cámara, Dr. Alberto Caturelli, Dr. Alfredo Cocucci, Ing. Pedro Luis Checchi, Dr. Gaspar Pío del Corro, Dr. Humberto Dionisi, Ing. Dionisio Duidio Farías, Dr. Pedro J. Frías, Dr. Narciso Hernández, Dr. Mario A. Hunicken, Ing. Raúl A. Magallanes, Dr. Manuel F. Martínez Paz, Dr. Alfredo C. Rossetti, Ab. Gustavo A. Sarría, Dr. Alberto Urrets Zavalía; con la colaboración de los Dres. Carlos A. Morra y Mario C. Pirinoli. La sugerencia tuvo éxito. La Facultad de Filosofía y Humanidades tenía 407 docentes en 1975; quedaban 240 en 1976.

Treinta y tres años después: ¿qué pasa con los civiles que cumplieron funciones durante la dictadura militar? ¿Y con los que instigaron los crímenes de lesa humanidad?


Agregado (04 Junio 2009):

El profesor Gaspar Pío del Corro desmiente haber participado en la redacción de este folleto. Lo hizo a través de una carta de lectores publicada en La Voz del Interior, 03 Junio 2009, pág. A13. Transcribimos:

"La verdad sobre un texto apócrifo

Gaspar Pío del Corro - Profesor emérito UNC


Por distintas vías conocí de la existencia de un folleto denominado Misión y sentido de la Universidad, fechado en 1976 ó 1977 y atribuido a varios autores, entre los cuales se incluye mi nombre. Nunca lo tuve a la vista, pero puedo asegurar que, en cuanto me vincule, es absolutamente falso. Más aún, apócrifo.

Sé por quienes me informan –personas de mi plena confianza y credibilidad– que allí se expresan ideas contrarias a mi pensamiento sobre el tema. Mis ideas al respecto están expuestas en “Reflexiones y esquema de base para un crítica latinoamericana”, artículo del libro Hacia una crítica literaria latinoamericana, publicación oficial del Centro de Estudios Latinoamericanos al que pertenezco (editorial Fernando García Cambeiro, Avenida de Mayo 560, Buenos Aires) con pie de imprenta del 26 de noviembre de 1976, Talleres Gráficos de América, Tucumán 353, Buenos Aires.

Como se ve, mi artículo declara institución originante, editor responsable, reserva de derechos autorales, depósito según ley 11.723 e impresor de prestigio reconocido. Su distribución (tres mil ejemplares) en librerías, bibliotecas, institutos especializados y universidades de Argentina, América y otros países, se realizó desde fines de 1976 y durante 1977 en adelante. Allí están mis ideas, que nadie tiene derecho a tergiversar ni manipular, menos aún en el ámbito académico, donde las sostuve por décadas en mis clases, apuntes, escritos y disertaciones. Su texto es, además, reiteración del contenido en Megafón N° 1, revista interdisciplinaria, publicación también oficial de dicho Centro de Estudios (Buenos Aires, 1975, págs. 29 a 38).

A mediados de 1976 puse especial interés en que se reeditara, precisamente para que nadie dudase de la plenitud y firmeza de mis convicciones, en momentos gravísimos para la universidad y para el país, en que como maestro debía, a despecho de todo riesgo, dar testimonio y ejemplo de integridad intelectual y ético."


Por nuestra parte, consideramos que el texto en sí no es apócrifo ("fabuloso, supuesto, fingido", según el Diccionario de la Real Academia Española).

El folleto existe; un ejemplar original se halla en el archivo de Radio Tosco. Otro puede encontrarse en la Biblioteca de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la UNC (solicitar por el código F 378.4(82) C 8).

El título correcto es Misión y Fines de la Universidad (no "Misión y sentidos", como dice el profesor Del Corro). Está impreso por la Dirección General de Publicaciones de la Universidad Nacional de Córdoba, con fecha octubre de 1976. En su portada se halla el escudo de la Universidad. La contratapa lleva el logotipo de la Dirección de Publicaciones, seguido del lema "Cumpliendo con la Patria". El profesor Gaspar Pío del Corro figura, junto al resto de los autores, en la primera página. Por supuesto, él puede haber sido incluido sin su consentimiento o conocimiento; así interpretamos las afirmaciones del profesor del Corro en su carta de lectores.

14 comentarios:

San Gordelius dijo...

Alberto Urrets Zavalía (hijo) es un famoso oftalmólogo cordobés que debe estar pisando los 90 (¡famoso a nivel mundial eh!) y miembro de una de las dinastías de la medicina de esta provincia (como los Allende, Caeiro, Garzón, García Castellanos, y otros que se entrelazan con otros apellidos "tradicionales" como bien demuestra el artículo de Primera Plana linkeado en el post).

Fue Titular de la Cátedra de Oftalmología en el Clínicas.

Ironía, el Titular actual fue secuestrado en La Pampa el 24 de Marzo del '76. Y tiene la colección de corbatas más monótona que ví en mi vida: son todas rojas (es que es del PC, ¿vió?)


Saludos
Dr Gordelius

Anónimo dijo...

Gran parte de las personas q nombras ahi son excelentes personas, q tengo el gusto de conocer...

Ahora bien, q delito cometieron esas personas, porq el hecho de cumplir funciones civiles en el gobierno de la Dictadura no es algo q deba ser castigado, o me equivoco ?¿

Creo q si cometieron un delito debe ser castigado, lamentablemente No se puede hacer pasados 33 años porq simplemente no tiene sentido y todos los sabemos. ( todos sabemos los fundamentos de la prescripcion)

Creo q es ensuciar el nombre de esas personas hacer esos analisis, y creo q no hay ningun tipo de justificativo para hacer ese tipo de relaciones ( si el fundamento son los crimenes cometidos por los militares, estos estan siendo juzgados en este momento, y no tiene porq unirse ni logica ni facticamente la participacion de estas personas con esos delitos. Ademas recuerden q en esos momentos la toma del poder fue avalada por toda la sociedad, basta leer el diario o simplemente ver la cantidad de atentados cometidos por los terroristas subversivos, que ascendieron a mas 21.000, para que se explique la aceptacion de la sociedad.)

Lamentablemente me resulta sumamente chocante lo q escribis, y en especial por q como dije antes son personas q sirvieron a Córdoba durante todos los años de su vida, siendo excelentes en las materias q se dedicaron, como Dr. Urrets Savalia o Pedro Frias.

Espero no ser ofensivo con lo q digo. simplemente me indigna q se escriban cosas asi . y siento q es mi deber expresar mi indignacion ante esto.

Gregorio Gonzalez

P.D: Gordelius, soy Gonzalez Allende, y si, mi familia es tradicional, con todas las letras, porq de hecho estamos en Córdoba, desde la epoca de la colonia (el Sr. Santiago Allende dirigio la defensa de BA en las invasiones inglesas, si queres corroborar), y eso creo q nos permite ser llamados asi: Una familia tradicional de Córdoba.

Anónimo dijo...

Me parece que la frase "cumplir funciones civiles en el gobierno de la Dictadura" es demasiado benigna para algunas de las funciones que realmente cumplieron algunos -no digo todos- de los civiles CÓMPLICES de la dictadura.

Digo, en el Manuel Belgrano Tránsito Rigatuso como civil fue denunciado por delatar estudiantes. La muerte lo alcanzó antes de que la Justicia pudiera determinarlo. Y es sólo un ejemplo.

Por otra parte, la prescripción no corre para delitos de lesa humanidad. Es decir, si cometieron delitos que no prescriben, deben responder x ellos.

Por otra parte, no veo porqué decir la verdad -que participaron de la acción a la que se refiere la nota de Horacio- es "ensuciar el nombre de esas personas". Si ellas pusieron la firma en el documento, tienen que hacerse cargo de la parte que les toca, en este caso ser funcionales a la avanzada militar sobre la universidad pública. Si yo me metí en el barro, no tengo que enojarme con el que me dice que me ensucié. Importa poco si soy o no de una familia tradicional.

Creo que Horacio tenía algún otro documento con otros nombres de profesores que habían tenido una actuación funcional a la dictadura. Quizá estoy confundido, pero si no es así estaría bueno que lo incluya aquí también.

Saludos,
Norman

Martín Juárez Ferrer dijo...

Bueno, algunas cosas,

Cumplir funciones civiles en la dictadura...¿es ser cómplice? yo creo que sí. ¿Es grave? yo creo que sí. Ahora bien: ¿cuál es el grado de complicidad? ¿Es lo mismo el juez del máximo tribunal argentino, designado por Videla -como PJFrías- que ser un secretario? No, la responsabilidad es mayor cuando mayor es el cargo, eso me parece claro. ¿De qué complicidad hablamos? Bueno, yo creo que quienes ocuparon pequeños cargos técnicos tienen una responsabilidad, y por decirlo así, colaboraron en el atentado a la democracia y al respeto de los derecho que implica un golpe de estado y una dictadura. ¿Es lo mismo un ministro de salud que Ménendez? A ver, creo que no: ménendez -esto se probó, y creo que ya esta fuera de lo discutible- organizó una ilegal y sistemática caza de personas, de secuestros, de torturas, de violaciones, de asesinatos, de amenazas, y provocó el exilio de muchísima gente. Un funcionario civil no necesariamente conocía esto, si lo conocía, de una: cómplice con esto, si no, no.

Creo que los abogados tenemos una suerte de responsabilidad agravada: si sabemos que la Constitución es la ley máxima, si hemos sido educados en que la ley debe ser respetada, y acepatamos un golpe de estado, tenemos mucha mayor responsabilidad. No es lo mismo el ingeniero, el carnicero, el empleado de comercio que se manifiesta a favor de la dictadura que el abogado que lo hace. Mucho más cuando ese abogado además es profesor universitario, como eran Martinoli, Gustavo Viramento y E. H. Richard, Guillermo Becerra, Pedro J, etc...

Aceptar un cargo de juez de la Corte durante una dictadura: bueno, acá ya estamos en lo muy injustificable. Muy. Mucho más si hablamos de una persona que es "constitucionalista". Estoy hablando de PEdro J. Y no estoy ensuciando su nombre, solo digo que me parece un horror que un tipo que estudia la Constitución, sus métodos de reforma, las autoridades que prevée, la forma republicana y democrática de gobierno avale esto. Es grave, muy grave, muy muy grave. No hay justificaciones me parece. ¿O suponemos que PJF tuvo una pistola en la cabeza para aceptar el cargo de juez en la Corte? GGA, hubo muchos hábeas corpus por desaparecidos, que se frenaban, y llegaban por retardada justicia a la Corte -que solo libero a Jacobo Timerman-: ¿vos pensás que aquellos jueces de la Corte no eran cómplices del secuestro y tortura y asesinato de esa gente que no liberaban, pese a que había personas que se los requerían, y ellos eran la autoridad para hacerlo? Yo creo que eran cómplices. Una más: ¿podemos suponer que un juez del máximo tribunal argentino podía desconocer las prácticas ilegales del gobierno de facto? yo creo que no che.

La prescripción, todos conocemos sus fundamentos. También sabemos que la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad, como los cometidos por el gobierno de facto en el periodo 76-83 , en la Argentina, es derecho vigente. Es ley. Toda discusión al respecto tiene que partir de esta base. Si queremos invalidar esta ley, bueno, pues digamos cuál es la inconstitucionalidad. Si la imprescripitibilidad se aplica o no a los terroristas-no-estatales, eso es otro cantar, que no invalida la imprescriptibilidad de los crímenes de la dictadura. Sobre esto último no hay discusión, al menos en el derecho vigente. Podemos retomar la discusión de por qué no se aplica la imprescriptibilidad también a los terroristas-no-estatales, pero lamentablemente para ti GGA, esa no es la discusión que Horacio propone acá. Otro día podemos hablarlo, o bloguearlo, pero el tema del que hablamos es este: terrorismo de estado en 1976/1983.
Respecto de “ensuciar los nombres”, Norman, creo, tiene razón. Si vos firmás, hacete cargo. Vos GGA, tal vez alguien algún día te diga: escribiste esto, y vos, si está tu firma, podrás decir: “si, pero me arrepiento”, “si, y lo ratifico”, o podrás negar la firma y pedir una pericia caligráfica. Igual para Horacio, Gordelius, Norman, yo, y cualquier otro que pone su nombre debajo de una opinión o de una expresión cualquiera. Si PJFrías avaló, no hay vuelta que darle: avaló. Avaló la dictadura, el golpe de Estado, la echada de profesores. Esto está claro, no hay discusión, hay pruebas contundentes. ¿Creés que, por ejemplo, si PJ Frías iniciara un juicio en contra de Horacio por injurias, por ensuciar su nombre, lo ganaría? Claro que no, lo perdería, hay pruebas más que suficientes. Y así con todos los otros que avalaron. Respecto de la expulsión de profesores: los que la avalaron eran profesores! No desconocían la realidad, el valor del disenso, la libertad de cátedra, los postulados de la reforma del 18. A ver, recordar que ellos firmaron eso es tan solo hacerlos cargo de lo que hicieron.

Si esta gente ayudó o no a Córdoba, no conozco todos los casos. Y no es lo que se discute. Nadie discute que Alberto Urrets, por dar un ejemplo, fue un gran oftalmólogo, todo el mundo lo sabe. Pero si firmó eso, eso está mal, es repudiable, es horroroso, es anti-democrático, va contra el espíritu de la Reforma del 18, de la universidad libre, de la liberta de cátedra. Acá nadie está diciendo: “Alberto Urrets firmó esto, y fue toda su vida una mala persona”. Se dice: firmó esto, y por esto, mucha gente fue, injustamente, expulsada de la universidad. Si sirvió mucho a Córdoba, al país, a la ciencia, eso es otro cantar, son veinte mangos aparte. En esto, mal, reprobó.

Que muchos o pocos avalen la toma del poder, eso no lo hace más democrático. Te cuento que antes del golpe de Estado había elecciones, y los que dieron el golpe de Estado podrían haber esperado para presentarse y ganar. Había otras opciones, y las desecharon. No era la única opción que los militares tomaran el poder. No fue una gesta heroica, un renunciamiento, nada de eso. Quisieron el poder, y lo tomaron. Podría haber asumido Luder, como se propuso, podría haber renunciado Isabel (como lo hizo F de la Rúa), y la Asamblea Legislativa haber nombrado otro presidente provisional y después llamar a elecciones. No. Los militares eligieron tomar el poder. No es una tabula unius capax. Había mil opciones más. Los atentados de la guerrilla no justifican la toma del poder. De ninguna manera. Había muchas otras formas de encarar el problema, muchas legales, muchas ilegales. Si eligieron las ilegales, háganse cargo.

Familias tradicionales: creo que esto no tiene nada que ver en el asunto. Si se llamaban Frías, Urrets Zavalía, o Pérez da igual. El hecho de que estas familias sean tradicionales no significa ni más ni menos que eso. Tienen una tradición, un arraigo en la ciudad. No suma, ni resta. Recordá el art. 20 de la CN. En argentina es lo mismo a (casi) todos los efectos ser argentino que extranjero. No confiere derechos, ni invalida opiniones.

Bueno, larguísimo, les mando un abrazo a todos.

martín

San Gordelius dijo...

Gregor:

A mí me quedó picando la bolita de cómo se repetían los apellidos y como no conocía la historia de Urrets Zavalía me llamó la atención la ironía de que el Titular actual haya estado por esos años "del otro lado" y hoy los dos formen parte del Concejo Asesor de la Sociedad Argentina de Oftalmología. Me causó curiosidad nomás y la quería compartir.

Aclaro para que ningún trasnochado piense que estoy denunciando a Urrets por delator porque no, no lo estoy haciendo y me inclino por pensar que el Dr. en el comunicado en cuestión se tropezó con su conservadurismo.

Lo de "familia tradicional" simplemente lo puse así porque el artículo de Primera Plana hacía referencia a cómo los apellidos tradicionales de Córdoba se entrelazaban entre sí.

Y lo puse en comillas porque siempre lo hago cuando uso un adjetivo que elegí de entre varios sin mucha seguridad de que fuera el más correcto. En vez de familia "tradicional" podría haber dicho "patricia", "antigua", "histórica", "famosa". Nunca pensé que podía ser interpretado negativamente.

Como dice Martín (que también lleva un apellido ilustre y eso no se pone en el camino de su objetividad) "no suma ni resta".

A ver, a nadie se lo enjuicia (ni se lo debería culpar o mirar mal) por llamarse Martínez de Hoz, Rodríguez Larreta, Miguens o Bullrich, por nombrar tres apellidos que se repiten en innumerables ocasiones en la Historia nacional.

Es más, si bien antes de la Reforma del '18 los apellidos tradicionales eran requisito indispensable para ocupar una Cátedra en la Universidad, yo he tenido profesores de apellido ilustre y ninguno estaba ahí "por prerrogativas de sangre". Estaban ahí por el mandato familiar de ser excelentes en lo suyo, como de hecho la mayoría lo son.

Basta repetir el caso de los Urrets Zavalía en Oftalmología. O los Ferrer en Derecho. O los Allende en Traumatología. O los García Castellanos en Cirugía. O los Garzón en Dermatología.



Saludos.

PD: La Dictadura (populista como todas las dictaduras) estaba apoyada, por acción u omisión, por la inmensa mayoría de los argentinos y argentinas. Sin embargo eso no la legitima. Si así fuera no se debería enjuiciar ningún caso de corrupción de un Presidente electo por el voto popular ¿no?

El Eternauta dijo...

yo creo que la gente que firmó ese documento no se arrepiente de haberlo hecho...es más están orgullosos de haber contribuido con su accionar (cada cual desde lo suyo) a salvaguardar a "Dios, la Patria y la Familia" por no decir el libremercado...bue, libremercado entre comillas, porque está claro que lo que se propiciaba era un estatismo muy fuerte para beneficio de ciertos sectores privados. Creo que se escudan en la constitución cuando esta es garante de sus intereses, y no dudan en ponerla por debajo de ellos cuando estos intereses se encuentran en peligro, con la escusa de estar salvaguardando el "bien común" de la nación...(o podría decirse de una clase?) En fin, lo que estos señores defendian era la dependencia nacional y la explotación social...no eran otros los intereses que defendian al firmar ese documento. Pero ojo, no creo que haya cambiado mucho la cosa...es decir, no creo que esta gente piense muy distinto ahora. Y con lo de que son buenas personas...bue, buenas personas también eran los docentes que tuvieron que irse, o fueron desaparecidos y torturados por pensar diferente.
saludos

Anónimo dijo...

¿es que la historia no nos enseña nada? xq 1 nombre aparezca en una lista no implica que sea parte de... ¡les suena? eso hicieron los milicos y, entre otras atrocidades, persiguieron gente inocente. Según leí no todos los que aparecen en ese folleto de la uni participaron de su redacción... alguien los puso ahí, -si hay dos versiones sobre un hecho hay que averiguar quién fue el verdadero redactor del folleto... ése si es/son responsable/s.
Si no hay una revisión seria y responsable inculpamos a personas inocentes y peor aún en medios de cominicación como éste -en mombre de la justicia y la verdad- diseminamos nombres tergiversando la historia, los hechos, el pasado... persiguiendo inocentes... lo mismo que hicieron los milicos...
La Voz.com - Gaspar Pio del Corro... esa es una de las voces que dice: ese folleto es un documento apócrifo.
Investigación, hay que investigar para separar la paja del trigo, o solo tendremos tribunales de Inquisición persiguiendo brujas x prejuicios.
Necesitamos justicia, concuerdo, todos estamos deseando justicia pero debemos cuidarnos de no caer en nuevas injusticias...

Redacción / Radio Tosco dijo...

Estimada/o Anónimo:

1. Por supuesto que la historia enseña mucho. Por eso, justamente, me resulta difícil equiparar la publicación en este blog y lo que "hicieron los milicos", según decís vos. Creo que en Radio Tosco estamos a millones de años luz de "entre otras atrocidades, pers[eguir] gente inocente". Radio Tosco no puede (no quiere) perseguir a nadie.

2. Aquí no hacemos investigación penal, no juzgamos ni aplicamos condenas. Simplemente informamos. Lo que se informó (una lista de autores) consta en una publicación oficial de la Universidad de aquel entonces, guardada en las bibliotecas oficiales. Si esa publicación está equivocada, también lo informaremos. Hasta ahora, lo único que hay es una desmentida por parte de 1 (uno) de los listados como autores. El resto, hasta donde sabemos, no ha desconocido su autoría. Hemos publicado la carta de Gaspar Pío del Corro, justamente, para estimular el debate.

3. Más allá de esto, es jurisprudencia pacífica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que ningún medio tiene responsabilidad por lo que publica citando la fuente (como hemos hecho aquí). Ver el fallo "Campillay, Julio c. La Razón y otros", 15 May 1986, voto de la mayoría, considerando 8. Texto completo del fallo aquí:
http://derechodelacomunicacion.blogspot.com/2007/11/campillay-julio-c-la-razn-y-otros.html

4. No hemos tergiversado la historia. Hemos dicho: existe esta publicación; dice esto; tales personas figuran como sus autores. En todo caso, que la UNC haya editado un folleto con falsedades también será parte de la historia.

5. Radio Tosco no es tribunal de inquisición. Buenas tardes.

Horacio,
de Radio Tosco

Guillermo del Corro dijo...

Horacio, hay una gran diferencia entre decir que el "texto" del folleto es apócrifo, como vos dices, a decir que el "folleto" es apócrifo, como dice mi padre en su artículo. No hace falta ahondar gran cosa en ello, para entender por qué, verdad??? Gracias por tu atención.

Redacción / Radio Tosco dijo...

Estimado Guillermo:

Gracias por tu comentario y tus observaciones. En mi opinión, creo que lo apócrifo en este caso es la autoría atribuida a tu padre en el folleto que publicó la UNC. La carta de tu padre sostiene que el "folleto" es apócrifo y "La Voz" tituló la carta "La verdad sobre un texto apócrifo"; quizá por eso la confusión.

De todas formas, lo importante aquí es que la versión de tu padre difiere radicalmente de lo que la Dirección de Publicaciones de la UNC imprimió en aquel folleto de 1976. Con mucho gusto publicaremos aquí cualquier dato adicional que pueda servir para arrojar luz sobre lo ocurrido. Podés directamente subirlo como comentario o le creamos una entrada.

Atentamente,

Horacio Javier Etchichury, de
Radio Tosco

Guillermo del Corro dijo...

Horacio, perdón por la demora en agradecer tu ofrecimiento. Lo de mi padre se irá volcando a su página web: www.gasparpiodelcorro.com
Cordialmente, Guillermo del Corro, Santiago del Estero.

Redacción / Radio Tosco dijo...

Estimado Guillermo:

Perfecto, nuestros/as lectoras/es ya tienen allí el vínculo y pueden consultar el sitio que indicás.

A tu disposición,

Horacio, de
Radio Tosco

Anónimo dijo...

Buenos días Radio Tosco, soy Bibiana del Corro, hija de Gaspar Pío del Corro, Licenciada en Letras Modernas de la misma UNC, su ex alumna también.
Les informo que Asuntos Legales de la Universadad Nacional de Córdoba, a pedido del Consejo de la Facultad de Humanidades, que le solicitó análisis de la recusación presentada. Se evaluó la documentación que conforma el expediente (contiene un hermoso aunarse de personas que voluntariamente presentaron tesmonio escrito de las acciones de mi padre en defensa de sus vidas y/o de la vida de sus seres queridos por los años 70, y que sería justicia que se hiciera público).
Asuntos Legales de la UNC se expidió hace ya dos semanas: considera que NO SE DEBE HACER LUGAR A LA RECUSACIÓN POR FALTA DE PRUEBAS. No hay pruebas, porque la acusación es absolutamente infundada e injusta.
Ser trabajador en tiempos de militares no significa ser delator. Con esa lógica el país debería haber quedado deshabitado. La lógica del 'te quedaste, sos culpable' solo impide que los verdaderos responsables del terror sigan ocultos y que la in-justicia nos rodee.
Una nota sin firma es de autor anónimo, atribuirla a alguien es confundir los hechos: los textos son apócrifos, aunque estén publicados por la UNC. Se está confundiendo sello editoral con autoría: esto es grave.
Los invito a leer los testimonios de vida de mi padre en www.gasparpiodelcorro.com (la direción de correo que indicó arriba mi hermano), podrán descubrir allí que bajo el mismísimo régimen militar hubo una jugada 'reistencia activa' de la que la historia aún no habla. Yo fui testigo de esa resistencia.
Hay algo que nadie dice: es sabido que la ideología de mi padre no es de izquierda, (y está a años luz del pensamiento del régimen militar), sin embargo en los '70 se jugó repetidas veces protegiendo la vida de personas que no pensaban como él. Lo último que uno hubiera esperado es que gente de izquiera lo tratara como lo está haciendo, en fin.
Espero que esta información permita a quienes trabajan por la verdad y la justicia actuar aceptando la verdad, eso es justicia.
Atte. Bibiana del Corro

(disculpen que lo mande por categoría 'anónimo', no tengo cuenta google y no sé cómo funciona esto de mande su comentario, espero que les llegue)

Anónimo dijo...

Quiero dejar a salvo el honor de uno de los mas grandes constitucionalistas que tuvimos: Pedro J. Frias, que integrando la CSJN de entonces, tuvo el valor de firmar el famoso fallo Timerman, asi como tantos otros Habeas Corpus en pleno estado de sitio, como “Moya”, “Zamorano” etc...(Ver repertorios de la epoca)..ultimamente se confunde mucho a la opinion publica...despues de eso, fue el nombre mas citado en la Convencion Constituyente del 94, presidente de la Asociacion Arg de D Constitucional, respetado y admirado por Todos los constitucionalistas, y tanto mas...sobre todo un defensor de las provincias y el federalismo..dejemos a salvo el nombre de Frias

Pablo A. Cuenca