26.2.08

La moral de Barañao


Con el auspicio del Banco Santander Río, el ministro de Mercantilización de la Ciencia, profesor Lino Barañao, dijo: "No basta que las universidades [públicas] generen conocimiento, tienen que crear empresas" para vender los resultados de sus investigaciones.
También, cosa rara en él, se puso teológico: "La generación de riqueza no es pecado, es una obligación moral", dijo para animar a los universitarios a ponerse el parche en el ojo de una buena vez.

Igual que los "burgueses nacionales" argentinos, las universidades recibirán del Estado "el capital presemilla y el capital semilla para el desarrollo de empresas universitarias", anunció el ministro. Menos mal: quizá la plata se podía perder en sueldos, libros, becas, computadoras o laboratorios. Tendremos semillas, por suerte. Pero la plata no vendrá de la soja, sino... ¡ del Banco Mundial !, anunció Barañao. Buenísimo: por el mismo precio, que el Banco redacte la nueva ley de educación superior, como en 1995.

Barañao aclaró que la universidad no es gratuita, porque la financia "el 95% de la población que no va a la universidad". Menem lo dijo. Y eso no es nada: los hospitales públicos no son gratuitos: ¡los financia un montón de gente que está sana! ¡Qué inmoralidad!

El Ministerio de Comercialización de la Ciencia promoverá "gerentes tecnológicos de empresas", que oficiarán como "interlocutores" entre lo académico y el ambiente empresario. Dicen que hay un derecho constitucional a la educación superior por ahí, pero bueno.


El piadoso Enrique Cristofani, presidente del Santander Río, subrayó los aportes del banco a empresas universitarias. Y repitió esta frase, tallada sobre el portal del Museo Argentino de la Ideología: "Nos va a ir bien si al país le va bien". Como en 2001. Ahora sí estoy tranquilo.

19.2.08

El Cuartel de Pobres


1. Todo varón de 19 años o más, sin trabajo estable, o que no esté estudiando, será internado en dependencias militares para recibir "capacitación profesional y contención humanitaria" por un plazo de 9 a 12 meses. Se incluye, además, a las personas "con antecedentes o situación de adicciones u otra problemática social".

Así dice el proyecto del diputado nacional kirchnerista Alberto Paredes Urquiza, elegido en La Rioja el año pasado.

Este Campo de Concentración para Pobres recibe el nombre de Sistema de Formación Complementario ("SIFOC"). Quien rehúse cumplirlo, recibirá una pena de 2 a 4 años de prisión, según el proyecto del diputado. El tiempo de internación aumenta si se cometen transgresiones o incluso por "falta[r] el respeto a las autoridades encargadas de la dirección o supervisión del Sistema".

Al egresar, el Estado intentará conseguirles trabajo en empresas, que a cambio recibirán descuentos en sus impuestos a las ganancias y a la riqueza. Además, el Gobierno pagará un porcentaje de los aportes patronales.


2. Aquí está, otra vez, la ilusión de hacer desaparecer en los cuarteles a la población que sobra, o de convertirla en carne productiva para las empresas. Los ciudadanos pagan todo: con su dinero, o con su libertad. Siempre en beneficio de los mismos: los compradores de trabajo barato.

Transmitió Radio Tosco.

12.2.08

Dictadura es cultura

((1)) Durante 1979, la Bolsa de Comercio de Córdoba organizó un ciclo de conferencias en su sede.
Disertaron los entonces Comandantes en Jefe del Ejército, Roberto Eduardo Viola, de la Armada, Armando Lambruschini, y de la Fuerza Aérea, Omar Domingo Rubens Graffigna. También soltó su discursito el Ministro del Interior de Videla, Albano Harguindeguy.

Aportaron ideas, de a uno por vez, el ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz, y su secretario de Hacienda, Juan Alemann.



Cerró el año don Gordon Summers, un teniente general norteamericano y ex presidente de la Junta Interamericana de Defensa, el comando militar continental de Estados Unidos en la Guerra Fría. Summers venía a criticar la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La escena se lee en la desgrabación de las conferencias. El presidente de la Bolsa, José Lucrecio Tagle, presenta con orgullo al orador. Confiesa que “los empresarios argentinos hemos asumido la defensa de la verdad en esta campaña promovida contra la República Argentina”. El militar norteamericano suelta sus primeras palabras: “Muchas gracias señor, muchas gracias a todos, viejos amigos. Estoy aquí para defender el sistema de vida de nuestro mundo”. Impecable.



((2)) En 1979, integraban el Consejo Directivo de la Bolsa:

Corcemar SA, cementera Juan Minetti SA, JB Pezza y Cía, Compañía de Seguros del Interior SA, Roble Hnos., Romero Díaz (constructoras), Banco de Crédito Argentino, Fiat Concord SA, talleres Citam SA, Benito Roggio e Hijos, Roela SA, Transak [sic] SA, Renault Argentina SA, Piattini y Cía SA, Mercado de Valores de Córdoba, Molino Villa del Rosario, molinos Minetti, Bertona y Cía, Parides Parmigiani, Petrini Hnos., Alejandro Blaess, Expreso Maipú, Gerónimo Ottonello y Cía, León Bril, Molino Río de la Plata SA, Bertino y Cía, Ricasfalt SCA, Metzer y Cía, Inti SA.

El actual vocero de Aguas Cordobesas, Gregorio Díaz Lucero, representaba como Vocal Titular a Renault Argentina SA.







((3)) ¿Pueden reparar su apoyo a la dictadura? No se trata de poner a las empresas en la cárcel. Pero pueden y deben, por ejemplo, publicar:


- la información secreta o reservada que hayan recibido de las autoridades militares, y la que las empresas hayan brindado a esas autoridades;

- los informes sobre militancia sindical y política que hayan elaborado durante la dictadura;
- las gestiones internacionales que hayan realizado en defensa de la dictadura militar;
- la lista de personal de inteligencia que hayan autorizado dentro de cada empresa;
- toda operación financiera o bancaria que pueda encubrir el tráfico de bienes robados a los detenidos-desaparecidos;
- la deuda empresaria contraída durante la dictadura militar que haya sido transferida al Estado argentino.

Y también pueden y deben:

- restaurar los derechos laborales por lo menos al nivel vigente antes de 1976, siempre que sea en beneficio de los trabajadores;
- fomentar en sus establecimientos el regreso al nivel de sindicalización previo al golpe, salvo que hoy se halle por encima;
- acordar con el Estado y bajo la supervisión de organismos internacionales de derechos humanos la creación y financiamiento de un programa educativo amplio para prevenir el terrorismo de Estado.

Se me ocurre a mí.
Transmitió Radio Tosco


5.2.08

El comercio en la dictadura

[Panorama Mensual, boletín de la Bolsa de Comercio de Córdoba, mayo de 1979]
.
La Bolsa de Comercio de Córdoba apoyó a la dictadura militar.
En septiembre de 1979, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos llega a Córdoba para recibir denuncias por violaciones a los derechos humanos. Pocos días antes, la Bolsa de Comercio aprovecha el comunicado por su 79º aniversario para adherir a la dictadura; se publica en La Voz del Interior (04 Sep 1979, pág. 9), bajo el título: "No puede dejarse de reconocer lo hecho por las Fuerzas Armadas desde 1976"

Según la Bolsa de Comercio, “[...] la eliminación de la subversión representa un hecho de enorme trascendencia para la Nación y mucho debemos agradecer a quienes abnegadamente ofrendaron su vida en esta verdadera guerra interna que debió librarse para erradicarla. Y es por ello que asombra a los argentinos la persistente campaña desatada en el exterior contra nuestro país, pretendiendo ignorar las reales motivaciones del proceso que inició la Nación en 1976.”
Y hablando de reales motivaciones, la Bolsa reitera su “apoyo a la política económica aprobada en 1976 por las Fuerzas Armadas”, porque la dictadura reconoce “el papel fundamental” de la “iniciativa privada” y el “rol subsidiario del Estado”. Dentro de las “realizaciones fecundas” de los represores se enumera “el respeto a la independencia del Poder Judicial”. Videla había cambiado la Corte Suprema y puesto en comisión a todos los jueces.
.
El 13 de septiembre de 1979 la Comisión recorre la Penitenciaría de barrio San Martín. La tapa de La Voz del Interior refleja un nuevo comunicado de la Bolsa, en contra de la visita. “Argentina es víctima de una persistente campaña”, denuncian los hombres-de-la-bolsa, “promovida por el terrorismo y la subversión derrotados en la guerra cruenta que debió librarse para erradicarla”.
.
Hoy el Estado argentino paga una reparación a las víctimas del Terrorismo de Estado. ¿No deben alguna reparación las entidades que apoyaron ese terrorismo?
.
El martes 12 de febrero: más actividades de la Bolsa (y sus empresas) a favor de la dictadura.
Transmitió Radio Tosco.