23.12.08

Peor es ser narco

La semana pasada, una Sala de la Cámara Nacional de Casación Penal ordenó la libertad de Alfredo Astiz y Jorge Acosta, entre otros miembros de l

a ESMA durante la dictadura. Según la mayoría de la Sala, la prisión preventiva de Astiz y Acosta había excedido el plazo “razonable” exigido por el art. 7.5 

de la Convención Americana de Derechos Humanos (que en Argentina tiene la misma jerarquía que la Constitución). Los acusados siguen detenidos porque tienen otras causas pendientes.

Algunas ideas para la discusión leguleya.

1) La libertad no se fundamentó en una ley (la 24.390, modificada por la ley 25.430) que limita el tiempo de prisión preventiva a dos años más dos prórrogas en ciertos casos. La Sala directamente aplicó el concepto de “razonable” de la Convención Americana.

2) No parece cierto, entonces, que el Congreso tenga responsabilidad por no haber modificado la ley 24.390 (agregando, por ejemplo, un artículo que alargara la prisión preventiva en los casos de terrorismo de Estado). Me parece que la Sala hubiera declarado “inconstitucional”  esa modificación (por violatoria de la Convención). Igualmente, haber previsto estos casos hubiera ayudado un poco.

3) El Congreso sí parece tener responsabilidad por no asignar mayores fondos a la Justicia para llevar adelante estas causas, y de no crear más tribunales para aliviar la carga de los que existen.

4) La Sala parece haberse equivocado en su idea de lo “razonable”. Esa noción significa, en derecho argentino, “proporcional al fin que se quiere lograr”. En estos casos, la finalidad es hacer justicia, asegurar la realización de los juicios. Esto exige (1) que los acusados estén presentes, y por lo tanto, (2) que no se fuguen; pero también (3) que no afecten o escondan o destruyan pruebas, y (4) que no amenacen a testigos. ¿Qué medida “proporcional” hay para evitar estos peligros? La Sala (por mayoría de votos) dice que basta con que tres personas se comprometan a asegurar que Astiz (o Acosta) no se van a fugar.

5) No sé si lo de “tres fiadores” es proporcional. Sí parece insuficiente para evitar la fuga. Y mucho menos asegura que no se escondan pruebas o no se amenacen testigos.

6) Por supuesto, Astiz y Acosta tienen derecho a todas las garantías. Pero la “razonabilidad” depende de las circunstancias, justamente. Astiz integró la inteligencia naval, con habilidades de infiltración (así logró la captura del núcleo fundador de Madres de Plaza de Mayo, a fines de 1977). Conoce el aparato estatal desde adentro; puede burlar más fácilmente los controles. El Juicio a las Juntas, en 1985, demostró la existencia del terrorismo de Estado: organizado, con raíces dentro de la burocracia y los organismos de inteligencia. La ESMA, específicamente, cumplió un rol central en ese terrorismo (probado en juicio en 1985). Un testigo central de estos juicios permanece desaparecido desde hace más de dos años. Todo esto merece considerarse al definir si la prisión preventiva es “proporcional” para alcanzar los fines buscados.

7) Además, la misma Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado la obligación de los países de perseguir los crímenes del terrorismo de Estado. Las fugas, la destrucción de pruebas, la amenaza a testigos también ponen a la Argentina en riesgo de tener que responder ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

8) Y una curiosidad. La ley 24.390 deja fuera de su protección (art. 11) a los acusados por ciertos delitos relacionados con drogas. Con esta ley, conviene más ser terrorista de Estado que narco.

5 comentarios:

leandrog dijo...

Bueno el analisis, sólo una cosita. No pareciera que el retraso en la elevación a juicio oral de estas causas sea producto del bajo presupuesto con que cuenta el poder legislativo. Mas bien es consecuencia de la dilación adrede de muchos jueces que sueñan con un cambio en la correlación de fuerzas en el poder Ejecutivo y/o Legislativo para evitar, de ese modo, el juzgamiento.

CH dijo...

No quiero crear alboroto, pero me pondré como abogado del diablo.

En primer lugar, el C.P.P.N es bastante claro al respecto. La prisión preventiva es de max. dos años y solo se podrá extender uno más a pedido de parte, con justificaciones que ahora no me acuerdo. Una violación a esto es un detrimento a las garantías del debido procesoy porque no una violación al principio de inocencia.

Sin embargo, el prefecto contra arguemento es "pero estamos hablando de gente que ha cometido crimenes de lesa humanidad!!!!", y es muy cierto. Una respuesta es, y por eso hay un deber de que tenga menos derecho?; pues bien, aquí es donde aparecen, al menos para mí, algunos grises. Obviamente dirán, lo que hizo no tiene perdón y toda esa chachara q es justificada, pero vulnerar el estado de derecho nos convierte en demagogos y nos traiciona y, xq no nos convierte en un violador de derechos como ellos.
Por otro lado, hay q tener encuenta una importnate consideración que es: como repercute esto a nivel social (y nopara el lado obio del "social"). Me refiero al precedente que seria violar el derecho a la excarcelación. ASí x medio de abogados creariamos un nuevo sistema que vulnera a los acusados y seguimos llenando las carceles de presos; de esta manera, solo se crea odio, sentimiento de venganza para gente con más de 7 años de prison preventiva sin sentencia. Que tal si salen ser inocente?, que hacemos con el acusado de robo que estuvo 7 años preso y al final es declarado inocente?, esa es la pregunta, ese es el miedo, ese es potencial preso nuevamente. Y esto es sin considerar lo que cuesta manetener las carceles llena de presos al estado.

creo que esto, x ahora es bastante interesante y muy debatible. dejo aca.

saludos y espero no despertar muy malos sentimientos. Ojo, yo no los defiendo, me dan igual de asco pero el estado de derecho es más importnate.

Elias Vida dijo...

hola CH

Los argumento que expone radiotosco no es "estamos hablando de delitos de lesa humanidad!!!", ni: "lo que hicieron no tiene perdon", no es ésta (en este caso) una discusión moral.
Los argumentos en contra de la excarcelación son los puntos 4, 5 y 6: la posibilidad que se destruyan pruebas, se secuestren testigos clave y se fuguen los acusados. Estas posibilidades, teniendo en cuenta el poder que (aún) tienen los acusados, son muy altas. (preguntale a Julio López)

Redacción / Radio Tosco dijo...

Hola! Yo sigo lo que dice el Elías... Mi argumento central es que aquí, en este caso, hay "peligro procesal" (o sea: de fuga, alteración de pruebas, intimidación a testigos). Y eso justifica la restricción a la excarcelación. Entiendo que no puede darse eternamente, tampoco... pero todavía falta para la eternidad.

Coincido con vos, CH, en que el Estado de Derecho es más importante que tal o cual libertad de tal o cual personaje insufrible. Y nunca he creído que Menéndez, Astiz o Massera merezcan menos derechos; al menos desde el punto de vista jurídico...
Pero creo que el CPPN que vos citás no es lo que los Camaristas de Casación han usado. Según veo el fallo, ellos dejan de lado incluso la ley 24.390 (y modif.) para fundarse en la palabra "razonable" del art. 7 del Pacto de San José de Costa Rica. Por eso la discusión: ¿se ha violentado la "razonabilidad" en el caso de Acosta y Astiz? Reconozco que no es un tema con respuestas clarísimas. Por eso agregué algunas razones que, para mí, hacen razonable (todavía, por ahora) mantener la prisión preventiva.
Una ayuda, me parece, sería multiplicar la guita y el personal que se encargue de estos juicios. Un agrupamiento sensato de causas también podría servir.

Y otra cosa que influye, seguramente, son las convicciones de algunos camaristas. Página/12 revisa el domingo pasado el CV de uno de ellos. Sus artículos en la revista nazi "Cabildo", durante la dictadura militar, son interesantes...

Gracias por andar por acá.

iuli dijo...

yo mas bien creo que la cosa viene por las convicciones ideologicas de los integrantes de la camara de casacion, donde no solo esta este subrogante escrachado por pagina sino varios integrantes de lo que se conociò en la dictadura de lanusse como el camaron (un tribunal ad hoc para juzgar guerrilleros)donde estaban bisordi, romero victorica y otros, es la misma camara de casacion la que domoro la respuesta a apelaciones de todo el pais y no creo que sea solo por mora, son coherentes, hace treinta y cinco años intregraban el camaron, hace treinta publicaban en cabildo y ahora citan el pacto para excarcelar a astiz y acosta!!