28.10.08

Argentina exporta

Ahora no voy a la escuela. Cosecho una fruta que se vende a gente de otros países. Vivo en un país donde trabajan niños de menos de 14 años. Los grandes llegan en camiones, arriba de la carga, a juntar la cosecha. Son tres meses, y después se acaba. Cada mes pagan mil pesos, dice mi papá. Arrancamos a las 9 de la mañana y seguimos hasta que se está por hacer de noche. Mi papá pidió permiso al gobierno para que yo me ponga a trabajar.
Si no, me llevarían a la escuela, porque dicen que los chicos tenemos que ir. Pero a veces eso tiene que esperar, porque si no la fruta se queda sin juntar, y no cobramos, y no comemos.
Mi país se llama Entre Ríos. La fruta es violeta, como me quedan las manos a mí, a mis hermanos, a mi papá. Después, todo se pone verde hasta el año que viene.

CONCORDIA.- Más de 600 padres pidieron autorizaciones a la delegación local de la Dirección Provincial del Trabajo para que permitan que sus hijos puedan trabajar en la cosecha del arándano.
En la Dirección de Trabajo dijeron que el régimen laboral admite menores hasta 14 años para esas tareas y que por debajo esa edad es ilegal el empleo. Pero los testimonios hablan de otra realidad que surge una vez que los menores ya cuentan con las autorizaciones.
(La Nación, 22 de octubre de 2008).

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Probablemente lo que voy a decir te parezca espantoso. Si la alternativa que el país ofrece hoy para esas familias es un lugarcito en Fuerte Apache o similar, y para esos chicos un destino similar al del pibe que sale por tv haciendo pum pum con un arma, me quedo con el trabajo. Trabajo rural, esforzado, mal pago, pero hecho en familia y trabajo al fin, el mismo trabajo que llevaba a cabo la generación de mis abuelos sin por eso considerarse parias ni explotados. Sería bueno que la alternativa fuera otra, pero no tenemos otra.

Redacción / Radio Tosco dijo...

Estimado Anónimo:

No sé si lo que decís me parece espantoso... pero le pongo ya una vela a San Antonio para que vos nunca seas ministro de Trabajo, ja ja ja...

Ahora más en serio, ¿no te parece que das muchas cosas por supuestas en tu planteo? "No tenemos otra", decís. ¿En serio? La CTA, por citarte alguien que no necesariamente vive en las nubes, tiene la asignación universal por hijo entre sus consignas de este año 2008. En un país que ha crecido a "tasas chinas" en los últimos cinco años, ¿la única alternativa para un niño de Entre Ríos es entre Fuerte Apache y la explotación por parte de un agroexportador? ¿Seguro?

Y por otro lado, ¿es deseable que vivamos como la generación de nuestros abuelos? ¿Setenta años pasan en vano? Miralo así: Mauricio Macri vive mucho mejor que su abuelo. Aldo Roggio vive mucho mejor que su abuelo. Néstor Kirchner, Fernando de la Rúa, Carlos Menem viven mejor que sus abuelos. ¿Es necesario que una niña de Entre Ríos viva como en 1938? Esta Argentina, ¿no da para algo más? Digo, si para Macri dio...

Chau, un abrazo

Horacio, de
Radio Tosco

El Eternauta dijo...

La ecuación es bastante simple: se genera exclusión para que la explotación sea una alternativa.
La explotación no tiene que ser una opción válida, ni hablar de la explotación infantil.
"Trabajo rural, esforzado, mal pago, pero hecho en familia y trabajo al fin..." El trabajo por si mismo no tiene valores, puede ser usado como una herramienta de explotación, no es bueno en si mismo.
No nos vayamos tan lejos: cuantos chicos cartoneros trabajan "en familia" aca a la vuelta?
Todo esto me recuerda la frase grabada en los portones del campo de concentración de Dachau "Das Arbeit macht dich frei" (El trabajo te hace libre)
Cuantas atrocidades se cometieron en nombre del trabajo, no?

San Gordelius dijo...

Te olvidaste de otro abuelo pobre que prosperó, Fulvio Pagani, de Arroyito al mundo.

Su padre era el panadero del pueblo. Sus nietos heredan una compañía que factura US$ 950.000.000!!!

Ah sí, y un pasivo importante... pero no importa, eso se volverá a socializar, como pasa cada vez que sacan mal las cuentas.

Pero bueno, debe ser que para prosperar en este país hay que ponerse una Fundación Mediterránea y pagarle un PhD en Harvard a un economista pelado y promisorio, para el caso en que llegue a ser Ministro de Economía en 1989 (y Presidente del Banco Central en 1982).

Slds.

Anónimo dijo...

queeridos amigoss

disiento de muchas cosas

1) el trabajo si tiene valor en si mismo. Si alguno de aqui trabaja sabra, por experiencia propia ( y un uso racional de la conciencia ) que el trabajo otorga dignidad a la persona, ya que quizas, aunque no tenga un sueldo digno, recibe otra que no tiene precio, que es su dignidad, es decir, reconocer su valor como persona. A esa persona no le sirven las dadivas del gobierno. Esa persona tiene valor en si misma. Y esto lo digo conociendolo, estudio derecho, trabajo en un estudio juridico y no me pagan lo que merezco, en cierta forma me explotan, ALGUNO DE ACA SE IMAGINA LO QUE RECIBO, QUE NO TIENE FORMA DE BILLETE, PERO TIENE FORMA DE DIGNIDAD...
De todas formas si quieren profundizar les recomiendo las enciclicas papales sobre el trabajo, enn especial la RERUM NOVARUM.

2) Cuantas atrocidades se cometieron en nombre de el pueblo... y de lo social , y no me lleva a afirmar por ello que el pueblo sea mallo

3) Que en un campo de concentracion hayan frases escritas, no es nexo de causalidad suficiente para que dicha frase sea verdadera, o buena o mala. Si dice en un escrito de Radio Tosco que Menem es bueno, vos lo vas a creer ?? Y vas a argumentar a su favor ?¿

4) Creo que este pais debe cambiar la mentalidad, creo q debe volver a creer en el Trabajo como fuente de crecimiento... nos olvidamos de las cosas basicass: El amor al projima, la compresion, el amor a la patria, al esfuerzo, a romperse el lomo...

Para terminar un anecdota. Mi empleada, de origen peruana,con solo 2 grado, que crecio al lado del carro de pororo de su papa, que el mariido le pegaba, dejando sus 2 hijas, vino hace ya 20 años a trabajar a Argentina. Trabajo por 14 años en casa, donde quizas no recibio el mejor sueldo, pero si recibio amor y recibio su dignidad. Con esa plata mantuvo sus hijaas y le pago educacion. Siguio trabajando mucho, sin buena ropa, ni muchos placeres... Asi un dia se fue para Espeña. Ahora gana mas Euros que lo que ganan mis dos viejos... Todaviaa me cae una lagrima cuando llama ( cada mes )
Por cierto sus hijas son Abogada y la otra analista en sistemas, con post grado en Barcelona... Todo por su amor, por la dignidad que le dio el trabajo, que la hizo nunca elegir el camino facil..

Atte.
Gregorio Gonzalez

email: gregalmundo52@hotmail.com

El Eternauta dijo...

Gregorio, discrepo con vos
1)Lo de que el "trabajo dignifica", sea o no cierto...es algo subjetivo, vos no podés decirle a una persona que le pagás con dignidad sus horas de trabajo...en todo caso a el le corresponderá sentir si percibe dicha dignidad y comprobar si ese valor subjetivo suple el dinero que por otro lado no recibe. El dueño de una plantación de arándanos no le interesa "reconocer el valor como persona" de un niño de 12 años al hacerlo trabajar, sus padres tampoco. Conozco un ingeniero que hace veredas que me dijo una vez que si los monos pudieran colocar baldosas, el usaria monos para hacerlos laburar...el trabajo no es un bien ni da dignidad. La dignidad no se puede dar. Es la cualidad de ser digno, y digno es ser merecedor de algo, por lo tanto darte trabajo en cuelquier circunstancia y por lo tanto dcirte sos merecedor de que yo te explote no me parece que tenga valor en si mismo.
2)El pueblo no es ni bueno ni malo, el trabajo tampoco
3)En este punto coincido con vos, la frase no es ni verdadera ni falsa, ni buena ni mala, solo expresa una ideología
4)Los paises no cambian las mentalidades, los pueblos si pueden hacerlo. Tampoco creo que sea un problema del "pueblo argentino". Lo que debe cambiar es el sistema. En un sistema capitalista neoliberal por mas mentalidad "trabajadora" que tengas, el producto de dicho trabajo va a parar a una determinada social.
PD: Me alegro en serio por tu empleada...ahora, creo que si sus hijod pudieron estudiar fue porque existe una universidad pública y gratuita...porque si no las hubiera..digo, la UCC aceptará el pago de sus cueotas con bonos de "dignidad"
saludos
Gonzalo Fuzs