22.7.08

Cobos, el leal

Cerca de las 4 y pico de la madrugada, el vicepresidente va cerrando su discurso: “...soy un hombre de familia como todos ustedes, con una responsabilidad en este caso.” Traga saliva y agrega: “Mis convicciones me empujan en otra dirección. Yo quisiera un proyecto de consenso. Pero mi deber es acompañar el proyecto de la Presidenta con la que integré la fórmula votada por el pueblo. Sé que mis comprovincianos y los productores entenderán. Ellos conocen el valor de la palabra. Que la historia me juzgue. Pido perdón si me equivoco. Mi voto no es negativo. Mi voto es a favor”.



¿Qué hubiera pasado? ¿Empezaría la “redistribución de la riqueza”? ¿O solamente se agregarían algunos pesos más a lo de siempre? ¿Terminarían los subsidios a los grandes capitalistas? ¿Empezaría la democracia sindical? ¿Se blanquearía a los trabajadores del campo? ¿Las cárceles serían “sanas y limpias”? ¿Se cobrarían impuestos a las grandes riquezas urbanas y rurales, a las transacciones financieras, a la minería? ¿Se acabaría la lluvia de dinero sobre gobernadores e intendentes atornillados a sus sillitas? ¿Empezaría la reforma agraria? ¿La secretaría de Industria dejaría de estar en manos de un empresario de la FIAT para ser ocupada por un delegado de base? ¿Se pondrían la alimentación, la vivienda y la educación, al tope de toda prioridad?

Aquella madrugada, Cobos sumó su voto a Reutemann, Menem, Urquía y la Sociedad Rural. No acompañó el proyecto kirchnerista votado por Ramón Saadi, Mario Colazo y ex menemistas como Picchetto.

El Gobierno no perdió por impulsar la redistribución, sino porque nunca la empezó.
¿Y si esta derrota momentánea sirviera de algo? ¿Y si el kirchnerismo se largara a una verdadera transformación social y económica? Quién sabe. La moderación ya la probaron.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pobre Cleto: su madre le premunìa de chico con unserrucho en vez del chupete de todo bebè....
aunque eso fuera asi nos ahorrò una cierta cantidad de millones en indemnizaciones por inconstitucionalidad.... que no es despreciable... digo...
Siempre queda abierto el futuro a que siga o se reedite este Estado de capricho y sigamos viendo el espectàculo de un simulacro de organizaciòn estatal al servicio de "todos".... es decir cero redistribuciòn .... el mismo fenòmeno de la omisiòn y creerse dueños absolutos de lo que administran... !!! vean seguros reaparecer el gran agujero negro.... !!!

El Eternauta dijo...

yo creo que mas que preguntarse que hubiera pasado si Cobos votaba por el si, hay que preguntarse que va a pasar habiendo votado por el no. Tendremos a un Cobos presidenciable, un futuro de La Rúa?, La riqueza se repartirá de acuerdo a la ley del "derrame"?, los ruralistas querrán que cambie el modelo que tanto los benefició? (porque no se bancaron que el durazno venía con pelusa), el senado se elevará las dietas por haber trabajado "horas extra"?...yo creo que el sistema esta viciado.
EL QUE NO CAMBIA TODO NO CAMBIA NADA

San Gordelius dijo...

Le dejo esta noticia, estimado. En una de esas le interesa comentarla.

A mí no. Me censurarían el blog.

Lea la última oración del segundo párrafo.

Y si Rattazzi se pusiera una Universidad... se becarían estudiantes de Ciencias de la Educación?

Un abrazo,

San Gordelius

San Gordelius dijo...

Que boludo que soy, no dejé el link: http://www.casarosada.gov.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=4733&Itemid=66

Aura sí.