17.6.08

Un cuento alemán

En estos días circula por internet un supuesto artículo publicado en el diario alemán Berliner Tageblatt. Firmado por la periodista Ingeborn Hellige, el texto pinta un apocalipsis en Argentina. Muy suelta, Ingeborn afirma que "los gobernantes actuales pertenecen a un reducido grupo de terroristas de ultra izquierda muy activos en los años ´70".
Y ahí, claro... ¡a los servicios de inteligencia se les fue la mano con la creatividad...!

El diario "Berliner Tageblatt" se publicó en Berlín, claro, pero entre 1872 y ¡1939! (http://en.wikipedia.org/wiki/Berliner_Tageblatt)
Sería verdadero "periodismo de anticipación" que ese diario pudiera dedicarse al conflicto entre Cristina y cierto sector de la burguesía argentina. La supuesta Ingeborn, claro, no aparece en internet firmando ninguna otra nota, ni nada de nada. Qué misterio. O no tanto.

3 comentarios:

Mordi dijo...

A mi me llego también el mail con ese articulo falso.
encontré en internet un personaje llamado "die hellige Ingeborg" (La càndida Ingeborg). Andà a saber quién es el que hace estas giladas de escribir mails con articulos falsos.
No es la primera vez que inventan algo asi. Pero en este caso, la pésima calidad del texto delataba la falsedad.
Claro que no hay que hacerse eco de este tipo de mensajes, los mandamos a la basura y seguimos leyendo la correspondencia.
Buenisimo el blog.

Palega dijo...

A mi me llegó el mail, leí en varios foros sobre este artículo y los datos de porque es falso. Respondí al mail del que me lo envió, le pasé los datos de la burda farsa y le agregué que tenemos la obligación moral de responder hacia atrás aclarando que el artículo no es real y pedimos disculpas sea cual fuere nuestra opinión sobre el conflicto.

Anónimo dijo...

El Berliner Tageblatt sigue vivo (http://www.berlinertageszeitung.de/).

Sin embargo, si googleás a Ingeborn Hellige, lo UNICO que encontrás son referencias a este artículo, lo cual es IMPOSIBLE para cualquier periodista QUE EXISTA de un medio importante.

Creo que es bastante claro que es una nota trucha.