3.6.08

La confesión de Belgrano

1806: primera invasión inglesa.

Hacía diez años que yo era capitán de Milicias urbanas, más por capricho que por afición a la milicia. […] Se tocó la alarma general […] y volé a la Fortaleza, punto de reunión: allí no había orden ni concierto en cosa alguna, como debía suceder en grupos de hombres ignorantes de toda disciplina y sin subordinación alguna: allí se formaron las compañías, y yo fui agregado a una de ellas, avergonzado de ignorar hasta los rudimentos más triviales de la milicia […]. [E]l resultado fue que no habiendo tropas veteranas, ni milicias disciplinadas que oponer al enemigo, venció éste […] con la mayor facilidad. [Y] cuando íbamos en retirada yo mismo oí decir: ‘Hacen bien en disponer que nos retiremos, pues nosotros no somos para esto.
Confieso que me indigné, y que nunca sentí más haber ignorado […] hasta los rudimentos de la milicia. […] [M]e era muy doloroso ver a mi patria bajo otra dominación […].”

Manuel Belgrano, Autobiografía, 2a ed., Emecé, Buenos Aires, 1945.
Hoy, 3 de junio, el pibe cumple 238 años.

1 comentario:

San Gordelius dijo...

Gracias, estimado! Pensé que este día iba a pasar desapercibido una vez más.

Dicen los historiadores que la Historia se hace con textos, y a la nuestra la hicimos con los textos que quiso Bartolomé Mitre. Como gran admirador del Gral Dr Manuel Belgrano, quisiera hacer un aporte a la fructífera discusión sobre nuestro pasado:

Se ha ensalzado en los últimos años la figura 'civil' de Belgrano por sobre la de 'militar'. Incluso Pacho O'Donnell llegó a decir que era "más civil que militar".

Pero eso me lleva a hacerme una pregunta que si la gritara, retumbaría hasta en los pasillos de los institutos de formación de las FFAA argentinas: ¿qué es ser militar?

¿Acaso no se habla del militar teniendo en mente a personajes deplorables como Luciano Benjamín Menéndez? ¿Dónde queda San Martín en todo esto?

Pues bien estimado, yo no creo que un soldado sea como LBM. Siquiera el más trastornado.

Aseverando que Belgrano era "más civil que militar", creo que obviamos además, al San Martín ciudadano. Al hombre que respetó todos y cada uno de los derechos de los ciudadanos de Mendoza, que a falta de una Constitución, eran ni más ni menos que los derechos que él se daba a sí mismo.

Entonces, permitámonos plantearnos a Manuel Belgrano como 'el General'. Me parece que tomar las armas en las horas en que el pueblo se ve dominado por una potencia extranjera, es tener lo único no le puede faltar a un militar. Creo yo, que indignarse ante la injusticia es la esencia de todo soldado -desde Manuel Belgrano al Ghetto de Varsovia, pasando por el Che y los voluntarios argentinos en la 2da GM-.

En días como estos, en los que nuestra Nación -y en particular nuestra Provincia-, sienta en el banquillo de los acusados a sus 'militares' (por darles un nombre distinto al de soldados), me permito colar el recuerdo de la oportunidad en que Manuel Belgrano, el General, fue a juicio.

En 1811, luego de la desastrosa campaña enviada por la Junta Grande al Paraguay, a Manuel Belgrano se le inició un proceso sin cargo concreto. El pueblo debía hacer los cargos "a que hubiese lugar".

Se pegaron carteles por toda la ciudad, convocando "a todos los ciudadanos o militares que tuvieran algo que declarar contra el General Belgrano".

Dos semanas después, no sólo no se había presentado nadie sino que espontáneamente un grupo de oficiales que había servido bajo su mando emitió un oficio en el cual declaraban "que no había un oficial ni un soldado que tuviera la menor queja que producir contra él", y que entregaban el documento "sin que a esto nos haya impelido otra causa que el amor a la justicia, y salvar el buen nombre de un patriota, a quien vimos sacrificarse en todas ocasiones en obsequio de la patria y de la gran causa que defendemos".

El General fue absuelto en Agosto de ese año.

197 años después, en vez de ausentarse masivamente de los Tribunales, el pueblo se agolpa a las puertas de los mismos, esta vez no para lograr sino para evitar la absolución de un general (la minúscula es a propósito).

"Desengañémonos, nuestra milicia, en la mayor parte, ha sido la autora con su conducta de los terribles males que tratamos de cortar".

- Manuel Belgrano
Carta a Ignacio Álvarez Thomas, Abril de 1819