10.6.08

No es Robin Hood

1. Estas retenciones redistribuyen; pero de un grupo de la patronal (los dueños de la tierra) a otro (los dueños de las industrias). Cobrando más a unos, puede cobrar menos a los otros (e incluso subsidiarlos).

2. Sin votos en el Congreso, los dueños de la tierra comienzan medidas de fuerza. Buscan que los pequeños productores pongan el cuerpo en el asfalto. ¿Desde cuándo la Sociedad Rural cuida a los chacareros?

3. Ayer, lunes 9, la Presidenta prometió hospitales, escuelas y caminos con parte de las retenciones. La acompañaban en el Salón Blanco los grandes patrones y los contratistas del Estado. Cuesta imaginar el entusiasmo redistributivo de Cristiano Rattazzi (Fiat), Alejandro Bulgheroni (Pan American Energy), Eduardo Eurnekián (Aeropuertos Argentina 2000), Juan Carlos Lascurain (presidente de la Unión Industrial), Adelmo Gabbi (presidente de la Bolsa de Comercio) y Aldo Roggio. Salvo que esta gente se haya hecho de izquierda.



4. La redistribución debería surgir de impuestos a toda gran fortuna. Y no caer sobre los pequeños productores. Pero el Gobierno no puede distinguir entre propietarios chicos y grandes. Si lo hace, abriría la puerta a nuevas formas de pensar la propiedad. Y este justicialismo no puede, no sabe, no quiere.

5. Con retenciones más altas, probablemente los pequeños productores deban vender. La Sociedad Rural comprará. El dinero recaudado servirá para mantener un dólar favorable a la industria, premiar a los contratistas del Estado y auxiliar a los gobernadores e intendentes que aseguren victorias electorales y control social en el interior.

6. Más concentración de la tierra, más poder a la patronal industrial, más control político sobre las provincias. Lo de siempre.

7. La novedad puede venir de otra parte. Quienes no tenemos tierras, ni industrias, ni contratos con el Estado, ni gobernamos provincias podemos tener un lugar propio. No estamos obligados a elegir entre dos grupos de patrones.

8 comentarios:

San Gordelius dijo...

¿Che, y por qué no estás "de acuerdo" conmigo en algunos puntos?

¡Si coincidimos en todo!

Creo que la diferencia está en su estilo, yo carezco de tal poder de expresión y síntesis.

Quizás lo de los subsidios a la industria sea el conflicto entre Ud. y yo, pero en verdad creo que ninguno está equivocado y ninguno tiene la razón absoluta. Si se plantearan los conflictos así...

Gracias por los puntos 2 y 5... creía que era el único "loco" que veía las cosas así.

Un abrazo,

San Gordelius
(con plantilla nueva)

Juan Cruz dijo...

¿Y que tal si el pequeño productor -que es pequeño por tener poco, no porque quiera-, tan resposanble como el grande del desmonte, de la desertificación de la tierra y de la expulsión de los dueños originales de las tierras, en vez de vender la tierra porque la soja no es negocio -que bueno- reorientan sus producciones -leche, carne, trigo, algodón, girasol- hacia el mercado interno, que bien goza hoy de una capacidad de compra que les permitiría asegurar el pan de cada día? Es decir: nos olvidamos de la soja y también de las retensiones, así como si nada.
El determinismo económico con que se plantea el tema -en el que ha caído tambien mi amigo y consejero Horacio- no creo que sea el vector desde donde medir el verdadero impacto la medida. Sin desconocer que al poder central le importa poco y nada todo lo que ha generado este monocultivo en estos últimos 6 años, quienes lo venimos denunciando no podemos más que acordar con la idea de que la soja deje de ser negocio, para grandes, medianos y pequeños.
Por otro lado Horacio, tu análisi anticapitalista -el cuál sí comparto, porque en esencia lo soy, como vos-, no creo que sea válido para este momento, este gobierno y esta sociedad, que claramente se ha manifestado estar de acuerdo con el juego de libre mercado. Quiero decir: yo decretaría el fin de la propiedad privada y enviaría a Miami a los personajes que citás, pero me parece que el 99.9 de los argentinos no estaría de acuerdo conmigo. Ergo, si hay que moverse dentro de lo que quiere ese 99.9, no nos queda más esto: un mal menor. Y sino, vendrá el mal mayor, el cual la nueva derecha y la izquierda ortodoxa y sin representación alguna está alentando desde hace tres meses.
Con fraternal abrazo
Juan Cruz

Anónimo dijo...

"Biblia y calefón, mondongo con dulce de leche, lo que se oculta es la soja transgénica que en casi todo el mundo se prohíbe pero aquí protegen todos, incluso el Gobierno. Y que arruina la tierra porque glifosato mata humus, y con eso no hay tutía. En Europa no se permite ni un metro cuadrado de transgénicos (salvo experimentales) y Francia acaba de cerrar incluso la importación. Pero de eso acá ni se habla y por eso es imperativo desnudar las tramas mentirosas que hoy difunden incluso los más inteligentes colegas, devenidos verdaderos dirigentes opositores".
Mempo Giardinelli en el Pagina.
Mejor, imposible.
De la Sociedad Rural yo no espero otra cosa, de la izquierdita argentina, ahora, menos.
Saludos

Redacción / Radio Tosco dijo...

Buenas. Sigo la conversación con Juan Cruz y el Anónimo que deja saludos.

Reitero que mi idea central es que no tenemos por qué optar entre dos grupos patronales (podemos pensar qué nos conviene, pero siempre desde nuestra posición; nuestra = la de los que vivimos de un sueldo). Eso, creo, es lo importante.

Quizá la medida de la presidenta tenga el efecto que vos decís, Juan. Lo importante es que ella nunca dio esas razones como fundamento. No dijo que quiere combatir el desmonte, ni la desertificación ni la expulsión de campesinos. Tampoco habló de la soja transgénica criticada por Giardinelli (que vos, Anónimo, citás).
Por otro lado: para esos objetivos, hay medidas más directas. Se puede prohibir el desmonte, empezar obras para prevenir la desertificación, o dar asesoramiento legal gratuito (y alimentos, y educación, y salud) a los campesinos. Pero la Presidenta no ha hecho eso, que yo sepa. Me parece, entonces, que busca otra cosa. La presencia en el Salón Blanco de egregios burgueses argentinos nos da una pista.

Sobre el análisis anticapitalista, bueno… qué le vamos a hacer. Creo que vale hacerlo aunque muchos no concuerden. Sin ir más lejos: Menem fue reelecto en 1995 con más del 50% de los votos. Pero muchísima gente siguió pensando alternativas; no se quedó en el molde.
No podemos limitarnos en el pensamiento. En la época de la esclavitud, la discusión central no podía ser qué amo era más o menos decente. Sí, hay que verlo; pero lo importante es terminar con la esclavitud. Y en materia de capitalismo, yo también soy abolicionista.
Casi el 98% de los votantes argentinos (que no votaron en blanco o impugnaron) se pronunció en 2007 por variantes del capitalismo. Y la Presidenta obtuvo un 44,9%, pero eso no la vuelve infalible (o sea: sus medidas son discutibles, como las de cualquier Presidente). Y algo más: ninguno de los grupos patronales (la Sociedad Rural y los empresarios que estaban en el Salón Blanco) recibieron los votos de nadie. ¿Cuánta gente votó a Miguens, o a Ratazzi?
Otra cosa. Ya que estamos en el capitalismo, creo que una solución mejor hubiera sido hacer pasar estas retenciones por el Congreso. Francamente, no entiendo por qué la Presidenta no lo hizo. Tiene mayoría propia en las dos Cámaras. Dentro del capitalismo, a todos nos conviene que el Congreso resuelva estas cosas. Aunque el resultado sea el mismo, el procedimiento tiene importancia.
Por otro lado, no comparto la idea de que pueda venir el “mal mayor” que vos, Juan, citás. Realmente, creo que no hay margen para eso. Por lo menos, hasta ahora.

Gracias por visitar este quiosquito.

Anónimo dijo...

muy interesante, ahora,
una persona que piensa como nosotros (con mas o menos diferencia)
que debe hacer?
en este momento se esta intentando un golpe de estado institucional
creo que eso esta claro
debemos salir a defender a este gobierno o quedarnos viendo como alguien
se sienta en el sillon?
alguien mas derechista que estos probablemente

uds que piensan?
m

El Eternauta dijo...

bueno, yo creo que antes que nada hay que hacer un par de diferenciaciones. Hay:
-gente que quiere un golpe institucional
-gente que bate cacerolas sin saber muy bien porque, solo para mantener tranquila su conciencia.
-gente que bate cacerolas pero no quiere golpe institucional...solo tiene sus padres en el campo manteniendo con soja su departamento en nueva cordoba
-gente que fundamenta su accionar en la defensa de las instituciones y se pasea patoterilmente por plaza de mayo
-gente del "piquete negro" que ve peligrar sus planes trabajar

Creo que el problema que se plantea es complejo. Un profesor mio decia que el 90% de las discusiones no terminan en nada porque los interlocutores no discutian sobre el mismo objeto. Aca pasa lo mismo...el gobierno discute sobre un esquema redistributivo de clase, y el campo discute sobre beneficios de un sector productivo. Asi, nunca se va a llegar a nada.

Y sobre lo que se deberia hacer:
Creo que hay un vacio de la gente pensante...es decir,no hay debate ni en el congreso, ni en la universidad, ni en los medios...debate serio sobre que modelo de pais y que modelo de sociedad queremos..asi, todo se reduce en el sonido de cacerolas, discursos vacios, y gente haciendo cola para cargar nafta...

mientras tanto la gente de campo sigue en las rutas, y los silos-bolsa se van acumulando en el trayecto cordoba-rio cuarto como enormes cigarrillos al costado de la ruta...como mudos testigos del cancer de la soja

Juan Cruz dijo...

Hi Horacio! No, la presidenta no lo dijo, ni le importa, pero si la medida ayuda a eso, bienvenido. La Ley de Bosques sigue parada, hasta tanto, lo que tenemos es esto. Pobre de mi que me conformo con esto, pero peor es que me sigan tirando glifosato en la cabeza.
Con respecto al capitalismo, es claro lo que decís -la posibilidad de pensar en su abolición: sueño con eso-, pero hasta tanto ello llegue, hay algo que se llama 'real politik'. Pobre de mí que me conformo con eso, pero en esa real politik, que pivotea entre este gobierno o el támden Carrió/grupo Cirsa/Patricia Bulrich/ Reutemann / De la Sota / Duhalde, mi opción es clara.
este lugar para discutir no es bueno. Pago el vino para tal reunión.

Abrazo

El artículo de Giardinelli, entero, está muy bien.

Juan Cruz dijo...

Lo ultimo Oración: taría bueno, para mi, que comentaras/analizaras como se ha pocisionado la izquierda ante el conflicto, sobre todo el MST -Ripoll está al palo con la soja-

otro abrazo

Juan Cruz