28.8.07

2 de septiembre

En Radio Tosco se habla mucho de política. Quizá como parte de eso, aquí comento lo que pienso hacer el domingo (en las elecciones provinciales y municipales de Córdoba). Como se imaginarán, mi decisión tiene incoherencias y problemas, como las de muchos otros votantes.
A lo mejor otros amigos y conocidos que pasan por acá pueden contar lo suyo.

Nunca votaría a los partidos de los patrones. Tampoco confío en los que proponen "conciliar" los intereses de los trabajadores y la patronal. Semejante "acuerdo" resulta tan inaudito como uno entre amos y esclavos. No es cuestión de relaciones personales, sino de estructura. El capitalismo es el problema; no sus modalidades.

Así que voto a la izquierda. Este espacio está dividido; en general (aunque no siempre) por cuestiones teóricas. Rescato la diferencia con los partidos "tradicionales" o "mayoritarios", que se agrupan o pelean en torno a tal o cual pedazo del presupuesto.

Dada esa fragmentación, la elección es medio difícil. Pero he terminado por esta idea: votar al MST en todos los cargos, salvo en el tramo de legisladores provinciales. Ahí elegiré a Liliana Olivero (del Frente de Izquierda y los Trabajadores, PO + IS).

Voto por Liliana Olivero para acompañar su trabajo en la Legislatura. Creo que ha enfrentado con mucha dignidad (y hasta con bastante "éxito") las condiciones muy adversas de la Cámara cordobesa. Ha mantenido, además, una línea política. Me gustaría que ella siga luchando ahí.

Voto por el MST para el resto de los cargos como una forma de apoyar su esfuerzo. Creo que hace mucho vienen buscando ampliar el ámbito de la izquierda, sin perder la identidad socialista y anticapitalista. En esa búsqueda han acertado a veces, y otras se han equivocado, los han defraudado o abandonado. Pero me parece que el intento sigue siendo valioso. Espero que puedan mantener ambas cosas: amplitud y definición socialista.

Hay gente valiosa en las otras agrupaciones de izquierda partidaria (el PO, el PTS, IS). Sería útil que, ahora o más adelante, confluyan en un frente donde puedan coexistir. Pueden aportar su análisis y sus experiencias. Hacen falta todos.

Hasta el 04 de septiembre

21.8.07

Justicia científica

[1] Mientras mucha gente investiga las causas de la delincuencia y nunca llega a nada, un equipo de la Justicia cordobesa (con docentes de la Facultad de Derecho) ya logró una respuesta. ¡Orgullo cordobés!

La idea es (quizá demasiado) simple. Se tomaron los rasgos comunes de 771 condenados en juicios penales. ¡Pero claro! ¿Cómo no se nos ocurrió antes?
Para saber las causas de la delincuencia... solamente hay que ver las características de los delincuentes. ¡Pucha que había sido fácil!

Un resumen del estudio se publicó en La Voz del domingo. Aclaración para nuestros oyentes: no he leído el informe completo; solamente estoy comentando lo que allí se dice.

[2] Por ejemplo, el estudio revela que más de la mitad de los condenados tiene estudios primarios o menos. Por lo tanto, la ausencia de instrucción “constituye un factor determinante como causa criminógena”. [Criminógeno = generador de criminalidad]

¿Vieron qué fácil? Si muchos condenados no tienen estudios, entonces no estudiar es lo que te hace criminal. Elemental, Watson.

Y hay más.El 82% de los condenados no tenía trabajo estable, o hacía changas. Según los científicos judiciales, esto “revela una franca carencia y marginalidad que es posible atribuir tanto a la crisis laboral y social dominante como a una evidente falta de capacitación para el desempeño de oficios mínimamente calificados, todo ello con innegable incidencia en las conductas que motivaron las condenas (factor criminógeno)”. Así que capacitate, loco, si no querés andar por ahí robando.

Brillante. Sigamos el análisis. El 53% de los condenados tienen entre 18 y 25 años, el 95% son varones y el 60% está sin pareja. "Conclusión": si sos un guaso de 23 años sin novia, andá buscando abogado, loco... ¡Tenés como tres "factores criminógenos", pedazo de delincuente!

[3] Es una pena arruinar la alegría científica de la Justicia cordobesa. Es que... el estudio no muestra las "causas de la criminalidad". Solamente señala qué rasgos tienen los alcanzados por condenas penales en Córdoba. Es como un estudio de mercado sobre los "clientes frecuentes" del sistema penal. Y ahí sí: ser desempleado, varón, sin pareja a lo mejor te ayuda a recibir la atención de los fiscales (de la Policía, primero...).

Los científicos judiciales todavía tienen que demostrar una relación causal entre ser soltero y cometer un crimen. O entre no tener educación universitaria de posgrado y robarse un auto.
Para eso, hace falta probar que si alguien tiene trabajo (o pareja) no comete crímenes. O que si uno termina el secundario nunca se afana un supermercado.
Mientras no logre demostrar eso, la justicia cordobesa hace como aquel señor que piensa que la lluvia se produce porque a él le duelen los huesos del pie. O que si uno clava alfileres en un muñequito, a alguien parecido al muñeco le da un infarto.

[5] Porque si nos confiamos en la estadística, ¿qué tal si estudiamos de qué barrio vienen los condenados? ¿O qué religión profesan? ¿y el color de pelo? ¿y la forma del cráneo? ¿y el color de piel?
Yo, sin tener un equipo de investigación, me atrevo a decir que la mayoría de los condenados son morochos. ¿Tener pelo oscuro te convierte en delincuente? Hace como cien años que no se escuchaba una teoría así.

[Posdata] El fiscal Carlos Ferrer dirigió el equipo de investigación. Es una pena que no haya tenido estos avances científicos al formular la acusación contra Eduardo Angeloz por enriquecimiento ilícito. O más bien, mejor no...
Veamos: Angeloz era mayor de 25, con trabajo estable (en el Senado), casado y con título universitario. Tenían razón: ¡era inocente! (aunque fuera por el beneficio de la duda).

Transmitió Radio Tosco.

Hasta el martes 28 de agosto.

14.8.07

Nehemías: un niño en el Estado capitalista


[1] "Un bebé de sólo 6 meses de vida murió ayer presumiblemente a consecuencia de malos tratos y abuso sexual, razón por la cual fueron preventivamente detenidos sus padres y un vecino, según trascendió anoche en fuentes judiciales", publicó La Voz del Interior en su edición del 08 de agosto pasado.
Una sospecha ("presumiblemente"). Pero en el párrafo siguiente el periodista ya no tiene dudas: "Este nuevo caso de violencia familiar quedó al descubierto cuando la criatura fue llevada ayer al Hospital Infantil Municipal de barrio Alta Córdoba, en esta Capital. ". Ya había culpables: la familia.

[2] Los padres quedaron "demorados" (¿o detenidos?) en la ex cárcel de Encausados, por orden del fiscal José Bringas. La razón: una supuesta lesión anal en el cuerpo del bebé, constatada por Policía Judicial.
Pero en su edición del 09 de agosto, La Voz aclara que Nehemías, el niño, "no fue víctima de maltratos ni mucho menos de un abuso sexual y su deceso se produjo al atragantarse con leche materna", citando el informe del fiscal Gustavo Sandoval.
Sandoval explicó: "El menor tiene lesiones en el ano, pero no son compatibles con un abuso sino consecuencias de un mal cuidado producto de una mala limpieza, no ser limpiado con cierta frecuencia, etcétera". Sin embargo, los padres del bebé, y el dueño de la casa donde viven, seguían como "sospechosos no procesados".

[3] En la ex Cárcel de Encausados, Deolinda y Gastón, padres del bebé, "fueron golpeados por presos, guardiacárceles y policías". Así lo informa, con indignación, La Voz el 10 de agosto, bajo el título "Calvario de los padres del bebé", con foto en tapa.
Dice La Voz: "Sin condena firme, con una mera sospecha en su contra, sufrieron los 'códigos de la cárcel'. " Y los de la prensa, podría decirse.

[4] Más bien: sufrieron el inmenso código del Estado capitalista. Deolinda y Gastón, según informa La Voz, viven en barrio Patricios, en una casa de paredes sin pintar y con dos bombillas. Gastón trabaja como albañil. Deolinda es ama de casa.
El fiscal actuante los metió presos (o "demorados"). Al parecer, no se aplicó la presunción de inocencia. Solamente rige para, digamos, Facundo Macarrón.
Una vez insertos en la cárcel del Estado capitalista, sus fuerzas hicieron el resto. Según La Voz, Deolinda relata que "fue arrastrada de los pelos por una guardiacárcel que la llevó hacia una celda solitaria y que la uniformada la insultaba". Gastón dijo que lo golpearon policías y presos. Según la misma nota en La Voz, "uno de los guardias leía en voz alta la nota del diario que informaba que la pareja era sospechada de haber violado y matado al bebé." En realidad, la nota informaba también que se trataba de "un nuevo caso de violencia familiar", sin dudas.

[5] Nehemías nació y vivió su corta vida en un Estado que se niega a asegurar alimentación, salud y vivienda a sus habitantes. Ese mismo Estado viola, sin vergüenza, los Pactos de derechos humanos que puso en su Constitución.
Mientras Nehemías vivió, el Estado no apoyó a sus padres para ayudar en la crianza (como exige el art. 27 de la Convención de los Derechos del Niño).

Cuando Nehemías murió, el Estado sabía qué hacer. Antes que nada, alejar la responsabilidad.
Entre la gente disponible, eligió a las personas más pobres como culpables (sin saber si lo eran o no). Les aplicó el código legal del capitalismo para estos casos: sufrir la violencia en el mismo cuerpo que trabaja todos los días para mantener andando esto. Y luego los liberó, pero siguen siendo sospechosos. Siempre lo fueron. Siempre lo serán. Como millones más.

Ahora llegan el escándalo, la contrición y la promesa de que no volverá a ocurrir. Mañana, el sol saldrá otra vez sobre el capitalismo. De nosotros depende el cambio.
Hasta el martes 21 de agosto.

7.8.07

Debatiendo por un sueño


[1.] La Sociedad Anónima La Voz del Interior SA puso en la pantalla de Canal 12 (también del Grupo Clarín) una nueva modalidad de publicidad electoral.

Consiste en presentar avisos de entre 1 y 2 minutos para cada candidato, emitidos uno detrás de otro, y agrupados según ciertos temas o cuestiones. (Sergio Carreras describe algo parecido.)

Veamos un ejemplo. Un avisito de Juan Schiaretti sobre "Propuesta productiva" venía después de otro de igual duración protagonizado por Luis Juez. Luego, seguía otro idéntico, pero con la cara de Mario Negri.

Así se difundieron varios avisos cortos. El candidato parecía estar en vivo, pero el texto era (claramente) una grabación.

Entre cada bloque temático de avisos electorales, se insertaron publicidades de otros productos. En general, resultó un segmento productivo en cuanto a la facturación.


[2.] La Sociedad Anónima editora del diario La Voz del Interior denominó "debate" a esta novedosa exposición de propaganda electoral que ocupó 120 minutos a partir de las 22 del domingo 5 de agosto.

Las Sociedades Anónimas concesionarias de las frecuencias de AM 700 y AM 970 también difundieron este conjunto de avisos coordinados temáticamente. El grupo controlante de La Voz del Interior aprovechó además su concesión de la frecuencia AM 810. El Estado, a través de LRA7, se sumó a la cadena.


[3.] Un debate es otra cosa, claro. Exige la presencia de todos/as los/as candidatos/as a gobernador/a de Córdoba. ¿De qué otra forma podrían saber los votantes cuál es el mejor? ¿O acaso hay candidaturas de primera y de cuarta? Porque si es así, ¿qué sentido tiene que existan "los demás"?



Sólo hay dos clases de razones para excluir a seis candidatos: políticas y "económicas".

Las primeras significan que la Sociedad Anónima editora del diario La Voz del Interior no tiene ganas de difundir una discusión abierta (pero ordenada) con la participación de por lo menos tres candidatos que se identifican como socialistas marxistas (Liliana Olivero, Raúl Gómez, Gabriela Lamelas Paz). Si es así, tal exclusión resulta inaceptable en una democracia.

Las razones "económicas", en cambio, simplemente dicen que "no es negocio", o que es "imposible" un debate con nueve candidatos. En otras palabras: que la democracia debe adaptarse a la conveniencia comercial de la Sociedad Anónima editora del diario La Voz del Interior (y Día a Día). Esto también es inaceptable.


[4.] La presentación publicitaria temáticamente ordenada que se difundió el domingo a la noche confirma un modelo de democracia basado en propaganda electoral emitida a través de empresas orientadas al lucro (sociedades anónimas, por ejemplo).

Resulta imposible, en ese modelo, que los medios sean eso, medios o instrumentos para poner en circulación (y discusión, y crítica) las ideas de grupos y clases sociales. Y resulta imposible conocer qué pensamos.

Resurgen las razones políticas ocultas tras la máscara económica: no se difunden ideas que puedan cuestionar el modelo de democracia paga.


O a lo sumo, se las amontona y confunde en una página perdida y estrecha, creada como disculpa, donde el candidato de un partido (MST) aparece como el de otro (PTS).


[5.] Un espacio público abierto a todos haría un poco más impredecible la democracia argentina. Las Sociedades Anónimas, por el contrario, quieren achicar el riesgo. Invitan a tres para silenciar a otros seis. Difunden como "histórico" un largo infomercial de los tres candidatos "con más chances". La próxima vez, podrían ahorrarnos el gasto y designar al gobernador.


Hasta el martes 14 de agosto.