31.7.07

Terroristas y piqueteros

Buenas. Transmite Radio Tosco. El 13 de junio pasado se aprobó la llamada "Ley Antiterrorista" (ley 26.268). El proyecto, enviado por Kirchner el 21 de diciembre de 2006, crea dos nuevos delitos: "asociación ilícita terrorista" y "financiación del terrorismo". Además, da nuevas facultades a la Unidad de Información Financiera para investigar en la materia.

Varios organismos de derechos humanos y partidos de izquierda se opusieron a la ley. La definición de "asociación ilícita terrorista" resulta demasiado amplia: podría abarcar a numerosos movimientos sociales de protesta. La pena aplicable va de 5 a 20 años.

Aquí copio los dos nuevos artículos del Código Penal. Más abajo imagino una situación en que podrían aplicarse, para mostrar los peligros de la definición creada por Kirchner y aprobada por sus legisladores.

[Asociaciones ilícitas terroristas]
Artículo 213 ter.- Se impondrá reclusión o prisión de CINCO (5) a VEINTE (20) años al que tomare parte de una asociación ilícita cuyo propósito sea, mediante la comisión de delitos, aterrorizar a la población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo, siempre que ella reúna las siguientes características:
a) Tener un plan de acción destinado a la propagación del odio étnico, religioso o político;
b) Estar organizada en redes operativas internacionales;
c) Disponer de armas de guerra, explosivos, agentes químicos o bacteriológicos o cualquier otro medio idóneo para poner en peligro la vida o la integridad de un número indeterminado de personas.
Para los fundadores o jefes de la asociación el mínimo de la pena será de DIEZ (10) años de reclusión o prisión.


[Financiación de asociaciones ilícitas terroristas]
Artículo 213 quáter.- Será reprimido con reclusión o prisión de CINCO (5) a QUINCE (15) años, salvo que correspondiere una pena mayor por aplicación de las reglas de los artículos 45 y 48, el que recolectare o proveyere bienes o dinero, con conocimiento de que serán utilizados, en todo o en parte, para financiar a una asociación ilícita terrorista de las descriptas en el artículo 213 ter, o a un miembro de éstas para la comisión de cualquiera de los delitos que constituyen su objeto, independientemente de su acaecimiento.

Ahora un caso.
Imaginemos una agrupación de desocupados, en alguna ciudad del país. En dos o tres asambleas sucesivas, estas personas dan forma a la idea de protestar a través de un corte de ruta, previsto en el art. 194 del Código Penal (CP). Se trata, entonces, de una asociación que toma como medio de actuación la comisión de delitos. Por supuesto, mucha gente sostiene que el ejercicio del derecho a la protesta no puede ser delito, pero muchos fiscales y jueces no piensan así.
A través de estos cortes, los desocupados esperan lograr que el Ministerio de Desarrollo Social les asigne un subsidio de emergencia por un año. Por lo tanto, la asociación busca obligar a un gobierno [...] a realizar un acto.
Durante las asambleas, muchos desocupados proponen llevar pancartas con consignas injuriosas hacia el partido de gobierno, expresando su profundo repudio y desprecio hacia este partido y sus seguidores. Otros se oponen: dicen que sería ilógico insultar al ministro cuando se quiere obtener un subsidio. Sin embargo, triunfa la moción de llevar estas pancartas, y además se intentará hacer pintadas y repartir volantes con el mismo contenido injurioso. Así que ahora el plan de acción de la asociación de piqueteros se destina también a propagar el odio [...] político. Por otro lado, estas injurias (art. 110 del CP) agregan un nuevo delito como medio de actuación.
Esta asociación, además, cuenta con un modesto apoyo financiero de otras entidades hermanas de Paraguay y Uruguay. Estas otras asociaciones les permiten publicar en su sitio de internet, les envían algunos giros de dinero y también material bibliográfico y publicaciones. Algunas veces, miembros de las asociaciones de Paraguay y Uruguay han visitado la ciudad y han permanecido en el local de la asociación argentina, con la promesa de un tratamiento similar cuando un miembro de aquí viaje para allá. Se trata ya de una red operativa internacional.
Algunos desocupados han armado, en los últimos días, bombas “molotov” y han reunido algunas cubiertas neumáticas y varios bidones de combustible, para llevar al corte de ruta discutido en la asamblea. La agrupación cuenta así con cualquier otro medio idóneo para poner en peligro la vida o la integridad de un número indeterminado de personas.

Una vez aprobado el corte de ruta en la asamblea, los fundadores o jefes de este grupo pueden sufrir de diez a veinte años de reclusión o prisión. Y ni siquiera han salido del local donde estaban reunidos.
Los demás miembros, incluso los que votaron en contra de todo, pueden recibir entre cinco y veinte años de prisión o reclusión, por el solo hecho de integrar la asociación de desocupados.
Todo esto ocurriría por aplicación del art. 213 ter. No hay necesidad de que el corte de ruta haya empezado, ni de que se haya pintado una sola pancarta ofensiva.


Ahora veamos otra parte del problema. Un grupo de vecinos recolecta fondos para apoyar a la asociación de desocupados. Estos vecinos suponen que hará falta dinero para alimentos durante el corte de ruta, o para conseguir un abogado en el caso de que haya detenciones. También piensan en aportar algo para las familias de los desocupados. Entonces, pasan casa por casa pidiendo una contribución. Algunos aportan dinero, otros entregan una lata o una bolsa de comida. A cada persona que colabora, los vecinos le entregan un recibo con el nombre de la agrupación. Intentan así que nadie desconfíe de la colecta.
El grupo solidario y cada persona que haya contribuido pueden recibir una pena de entre 5 y 15 años de prisión, salvo que las reglas de la participación criminal indiquen un máximo mayor. Así lo dispone el art. 213 quater, y no es necesario que los desocupados hayan efectivamente cortado la ruta.


Esta ley permite convertir al piquete en terrorismo. Por eso hay que derogarla.

¡Hasta el martes 07 de agosto!

24.7.07

Ambiente de ideas

En La Nación de ayer 23 de julio, el Jefe de Gabinete pidió que se discutan ideas, en vez de andar batiendo el parche de la bolsa de Felisa Miceli, los fusiles de Nilda Garré, los contratos de Romina Picolotti y -agrego yo- nuevas facturas tan discutibles como las de Fulvio Madaro y quién sabe cuál de sus superiores varones (para que no se crea que es una cuestión de género, ya denunciada por Horacio Verbitsky).

Me parece bien lo de discutir ideas, aunque el partido oficial se llame Frente para la Victoria (medio escaso el ideario político: ganar). Y vale la pena recordar que, como también dice Verbitsky, Clarín omitió información importante sobre sus propios intereses cuando publicó la investigación el 8 de julio pasado. No debe olvidarse, tampoco, que el presidente Kirchner premió a ese mismo diario y a las demás empresas periodísticas alargando por decreto la concesión de los canales y radios, en lugar de llamar a concurso, o de retomarlos como medios públicos.

Pero volvamos. Romina Picolotti, actual secretaria de Ambiente, llegó a la función pública luego de fundar y dirigir la ONG ambientalista de derechos humanos CEDHA.
Entre otras ideas, esta ONG señaló que hay un vínculo entre pobreza y degradación ambiental. Incluso, en otro de sus trabajos, relacionan los derechos a la salud, a la vivienda y la alimentación con el derecho al ambiente.
Sin embargo, a la hora de decir qué hacer, la propuesta de CEDHA en el mismo trabajo es prudentísima: impulsar los derechos a la participación y al acceso a la información. ¿Y la vivienda? ¿Y la alimentación? ¿Acaso la gente va a vivir abajo de un informe ambiental? ¿O va a comer estadísticas bioquímicas? Vivienda, alimentación y salud son derechos humanos constitucionales: empecemos por reclamarlos, señalando su innegable relación con el ambiente.
Pero CEDHA no llega a tanto. Según su planteo, nada hay en el problema ambiental que no se resuelva con una participación adecuada, fundada en buena información. Pero si no hay qué comer, qué vestir ni dónde refugiarse, el cambio no puede limitarse a una reforma política.

[ El año pasado publiqué esta misma crítica en un librito titulado Tres enfoques sobre el derecho al medio ambiente (Lerner, Córdoba, 2006), pp. 43-44. ]

17.7.07

Schiaretti: para conocerte mejor

1) Juan Schiaretti cumplió la función de Secretario de Industria de la Nación entre 1991 y 1993. Carlos Menem ocupaba la presidencia y Domingo Cavallo gobernaba la Economía. Schiaretti sólo dejó el puesto para convertirse en diputado nacional con el apoyo de Cavallo. La lista llevaba como número 2 a la recordada menemista Leonor Alarcia. ¡Qué orgullo, Juan!

Pero volvamos a lo importante: Schiaretti es responsable de lo que le pasó a la industria argentina entre 1991 y 1993.


Por si hiciera falta que alguien lo diga, esto pasó durante el menemismo:

"... a excepción de un reducido conjunto de ramas [de la industria], la apertura y el retraso cambiario afectaron seriamente al sector industrial, provocando la virtual desaparición de la producción de bienes de capital y mutilando a otras actividades, incluso aquellas con un desarrollo de larga data.

Por eso, las cifras globales ocultan un proceso de profunda desarticulación y desintegración de la estructura industrial, que acrecienta la vulnerabilidad de la economía argentina a las fluctuaciones de la coyuntura internacional, debido a la creciente dependencia de la importación de bienes de consumo y capital."


[Mario Rapoport y otros, Historia Económica, Política y Social de la Argentina (1880-2000), Macchi, Buenos Aires, 2000, pág. 1028].


Un exitazo. ¿Cuánto de esto es mérito exclusivo de Schiaretti?


2) En sus propuestas para levantar la industria, insiste en pagar con plata estatal los sueldos de las empresas privadas.

Es la versión De la Sota/Schiaretti del capitalismo: un empresario contrata a un trabajador, el Estado abona el sueldo, la empresa se queda con los productos. Es como el comunismo, nada más que al revés. ¡Brillante!

Y si los trabajadores se retoban, hay alternativa: dar dinero al sindicato. Como por ejemplo, cuando entregó en 2006 un subsidio de 100.000 (cien mil) pesos al SMATA. Dijo Schiaretti que les daba esta suma porque el sindicato "permitió las nuevas inversiones de Volkswagen". Menem mal, un alivio... para los patrones.

3) Ahora que Felisa se tuvo que ir, ¿alguien se acuerda de lo que pasó con Schiaretti y esta presunta cuenta suiza? Yo no supe más nada.
Transmitió Radio Tosco. Hasta el martes.

10.7.07

Luis Juez y un gran danés

El intendente de Córdoba designó a Eduardo Bischoff, cónsul honorario de Dinamarca en Córdoba, como primer candidato a legislador provincial por el Partido Nuevo.

Este importante "danés por vocación" se asoció en 1990 a Mario Pereyra, José Gregorio Rony Vargas, Gustavo Defilippi, Carlos Ferla, y su propio padre, don Efraín Historia de los Barrios de Córdoba Bischoff, como concesionarios de LV3 Radio Córdoba, la progre del dial.

Vicepresidente 2º de la Unión Industrial de Córdoba, Eduardo Lalo Bischoff también fue parte de otras organizaciones cercanas a Luis Juez. Por lo menos hasta 2002, Bischoff formó parte del directorio de la Bolsa de Comercio de Córdoba. De ahí mismo salió Raúl Merino, entonces gerente de Volskwagen, y diputado nacional por el juecismo desde 2003.

Bischoff lleva casi 40 años en FIAT Auto Argentina. Luis Juez ya venía bien con ellos. Un ejecutivo italiano de la empresa recibió de manos del intendente una estatuita de Jerónimo Luis de Cabrera.

Dentro de FIAT, Bischoff ha cumplido, principalmente, el rol de encargado de relaciones institucionales.

Un verano en el castillo
Con esa veta sociable, Eduardo Bischoff participó de una reunión interesante el 15 de enero de 2002.
El jefe de la SIDE durante el menemismo, Hugo Anzorreguy, vivía entonces en el "Castillo Mandl", de La Cumbre (Córdoba). Así se llama por su dueño anterior, Fritz Mandl, un fabricante y comerciante de armas nacido en Austria.
Hasta esa fortaleza llegó Bischoff mientras en las calles argentinas retumbaban las cacerolas, Duhalde prometía devolver dólares y las familias de los muertos por la Policía seguían su duelo.

¿Quiénes más compartieron los sanguchitos de miga?
01. Mestre, Ramón Bautista.
02. Bustos Fierro, Ricardo. Juez federal Nº 1 de Córdoba.
03. Nazar, Emilio Rodolfo. General del Ejército, jefe de la IV Brigada de Paracaidistas con asiento en Córdoba.
04. Díaz Gavier, Jaime. Integrante del Tribunal Oral Criminal Federal 1 de Córdoba.
05. Rossetto, Raúl. Gerente general, Canal 8 de Córdoba.
06. French, Horacio. Ex jefe de la SIDE, Córdoba.
07. Bugliotti, Euclides. Dueño [en general].
08. Funes, Teodoro. Diputado provincial peronista.
09. Hernández, Álvaro J. Ex director del Banco de la Provincia de Córdoba.
10. Paglia, Héctor. Secretario, Fundación Mediterránea.
11. Blaess, Alejandro. Cónsul honorario de Bélgica en Córdoba. Directivo de Canal 2 de Córdoba (cable).

La reunión y la lista de asistentes se publicaron, con la firma de Carlos Paillet, en La Voz del Interior cinco días después (20-01-2002, pág. A5). No había apuro.
Al fin y al cabo, los temas no eran importantes. Según informó Paillet, solamente se barajaron posibles reemplazantes de Duhalde en la presidencia, y se analizó la conflictividad social. Invitar al jefe de los paracaidistas da una idea del nivel de preocupación imperante, y de las opciones discutidas.

Con este candidato en su lista, quizá Juez se aleja de la gente que ese mismo 15 de enero sufría pobreza, hambre o desempleo. Pero sí se acerca al verdadero poder: el que vive en castillos.

En esta compaña electoral, vendría bien que Bischoff hablara sobre aquella reunión. Por ejemplo, por qué se discutió política con un general en actividad. O qué ideas de cambio presidencial o de anestesia (¿o eutanasia?) social se propusieron.

Quedan abiertos estos micrófonos. Si lo cuenta con detalles, será una gran primicia para Radio Tosco.

3.7.07

Setenta y siete y un día

Ayer, 2 de julio, cumplió años el ilustre ex-poso de Cecilia Bolocco.


Cuando llegó al poder, yo era un adolescente lleno de vida y sueños. Se fue diez años después: yo ya estaba viejo, seco y amargado. Pero no le guardo rencor. Vean si no...




  • El mejor homenaje, querido Carlos, es decirte que mucho de tu legado sigue vivo. A pesar del esfuerzo de Kirchner por implantar el socialismo, todavía las cosas van bien. Gran parte del neoliberalismo sigue entre nosotros. ¡No desesperes, tu obra no se ha perdido!


  • La distribución del ingreso sigue tan injusta como en tus tiempos. El crecimiento beneficia a los de siempre. Los más ricos ganan 30 veces más que los más pobres. ¡No te angusties!


  • Tu ley de minería 24.196 garantiza "estabilidad fiscal" (art. 8) por treinta (30) años a las "inversiones mineras". Siempre tendrán la misma carga tributaria, o menos.

  • Según el art. 23, las empresas deben formar un fondo para prevenir o subsanar los daños ambientales que generen. Por suerte, ellas deciden libremente cuánto aportar, y encima lo pueden descontar de ganancias. ¡Vos hiciste esta ley! Y te la estamos cuidando...


  • Teléfonos, medios de comunicación, Aerolíneas Argentinas, Gas del Estado, YPF: todo sigue en manos privadas. Dormí sin acolchado.


  • Tu sabia ley de riesgos de trabajo está hermosa, como la dejaste vos. Kirchner no logró reformarla; se ve que por falta de tiempo: anda por ahí expropiando latifundios. Qué alivio. No te preocupes, nadie la derogará.


  • Los jóvenes siguen felices, gracias a tu progresista ley de pasantías. Florecen los call centers y también prosperan las oficinas públicas: tienen mano de obra calificada que no recibe sueldo sino estímulo, que no puede hacer huelga y que no recibe indemnización por despido. Kirchner tampoco ha podido cambiarla: no pudo hacer un lugar en la agenda, después de romper con el Fondo y nacionalizar YPF.


  • Me emociona el art. 9 de la ley: "La situación de pasantía no generará ningún tipo de relación jurídica entre pasante y el organismo o empresa en la que aquél preste servicios.

  • Es maravilloso: lograste abolir el derecho... No hay relación jurídica entre pasantes y la empresa. Si el gerente del telecentro ametralla un pasante, por ejemplo, no se aplica el Código Penal... ¡Qué joya! ¡Gracias, hombre sabio!


Feliz cumple, querido Carlos. Tu obra sigue viva. Y sin peligros a la vista.