20.11.07

Hacedores y críticos

1. Falta poco para que Cristina Fernández asuma un poder legítimo y amplio. Podrá hacer mucho: la mayoría de los controles y trabas están en manos de sus partidarios. Hay mucha plata en caja y la oposición no deja de dividirse diariamente.

2. ¿Tiene sentido la crítica? Y de ser así, ¿cuál?

3. Hay una crítica superficial circulando por los medios. Sirve para dar a un periodista el carné de crítico. Basta con decirle al oficialismo que "no respeta las instituciones" y a la oposición que "no logra superar sus personalismos"; y señalarle a todos su "corrupción" o "falta de seriedad".

4. Estas críticas tienen algo en común: dejan en pie, sin discusión, la estructura del capitalismo, las bases de la situación que vivimos.

5. Necesitamos otra crítica. Una que nos ayude a descubrir las alternativas más profundas. A separar lo "natural" de lo "político". A distinguir qué cosas pueden cambiarse y cuáles no. Sin limitarnos.

6. Una verdadera crítica nos muestra, por ejemplo, que la distribución de la riqueza (y de las propiedades) en Argentina no es natural. No es inevitable. Al contrario: resulta de una historia particular, donde un grupo protegió y aumentó sus bienes por todos los medios (pacíficos y violentos, desde la censura hasta el terrorismo de Estado). Y si no es natural, la distribución puede cambiarse.

7. Para la mayoría de las decisiones políticas siempre existen alternativas. La crítica demuestra que siempre hay algo más. Más allá de lo que dicen la mayoría, la presidenta, la Iglesia Única y Verdadera, Clarín, o los mercados. Siempre hay algo más para proponer y discutir.

8. La política es el arte de lo cambiable, me parece.

Transmitió Radio Tosco

Hasta el martes 27 de noviembre

6 comentarios:

quelqu'un dijo...

El punto 6 es el más crítico de todos, valga la redundancia.
Creo que hay desdistribución, involución distributiva o una distribución fantasmagórica.
Por otro lado, me gustó el punto 8 y me deja pensando.

Saludos Horacio

pd: que la censura nunca llegue a Radio Tosco :)

Juan Cruz dijo...

Para Kant, la crítica era el conocimiento.Para Marx, el desenmascaramiento.
Ambos casos tiran porla borda lo que se supone crítica en Argentina.
Hablar -dar a conocer, desenmascarar-delos recursos enegéticos de nuestros país, delaexplotación minera, sería criticar. Para más vale hablar boludeces

quelqu'un dijo...

Oratius,
puede que tengas razón respecto al suplemento economía; igual es una cuestión de piel, un tipo de fobia poco conocida. Y el tema de los avisos fúnebres nunca los hubiera pensado de ese modo, aunque los considero un poco yeta tanto como abrir un paraguas bajo techo(experiencia personal), sólo los ojié, una vez, por curiosidat. Pero ahora que me decis, voy a darles un vistazo más seguido sin supersticiones :D

¡Au revoir!

Marti

Anónimo dijo...

Cristina, y expresiones políticas por el estilo existen como una consecuencia del clientelismo
para terminar con este estado de cosas propongo una solución:

"Liga Argentina por la Castración Química de los Piqueteros" - LACASQUIP

El panorama social imperante en la Argentina hace ineludible el abordaje de un problema controvertido: la natalidad de los indigentes y piqueteros.

Es claro que no se les niega el derecho de tener hijos, pero que
lo hagan en otro país o que, a la manera de nuestros viejos y queridos inmigrantes, tengan la cantidad de hijos que puedan mantener.

Saludamos las decisión del gobierno de promover la ligadura de trompas y vasectomía al alcance de todos, pero la solución efectiva es:
LACASQUIP
"Liga Argentina por la Castración Química de los Piqueteros"
http://piquetes-out.4mg.com

Un programa de esterilización masivo aparece como la respuesta más compasiva frente a un problema que inquieta a todos por igual.

fernandezbaraibar@gmail.com

Redacción / Radio Tosco dijo...

Primero, Radio Tosco dudó del comentario firmado por fernandezbaraibar@gmail.com.

Pero la tal Liga Castradora existe, y lleva en su página el logo de una organización supremacista blanca (o sea, racista a favor de los blancos).
El Manifiesto Fundacional de la Liga lleva varias firmas. La primera es de un tal Klaus Altmann, de inconfundible sabor germánico, y la cosa se pone coherente.

Pero aprovechemos la ocasión. La idea de reducir la natalidad no pertenece sólo a supremacistas blancos. También se la escucha en boca de supuestos progres.

Ahí se ve, por ejemplo, la necesidad de la crítica. Quienes piden a los pobres que no tengan hijos, aducen esta razón: no tienen cómo mantenerlos, por lo tanto no los tengan.

Pero una visión crítica preguntaría: ¿abstenerse de procrear es la única alternativa? ¿No vivimos en un país que ha dado jerarquía constitucional a la Convención de los Derechos del Niño? ¿Y la Declaración Universal de los Derechos Humanos? ¿Desde cuándo Malthus escribió la Constitución?

Entonces, ¿no puede pensarse en crear las condiciones para que cualquier ciudadano que nazca tenga aseguradas la salud, la educación y la vivienda? Siempre y cuando, claro, que el acceso a la anticoncepción y la planificación familiar también esté asegurada (es otro derecho).

No somos tantos. Argentina sigue poco poblada. Otra cosa es que algunos quieran tener mucho a costa del hambre, la explotación, o "el refrenamiento reproductivo" de otros. Para que un cinco por ciento de argentinos viva como en Dinamarca, el noventa y cinco tiene que prepararse para caer en Botswana. Así que la mejor salida, según algunos, es directamente no nacer.

Radio Tosco disiente.

Anónimo dijo...

Me consta que las "adhesiones" a esta liga son fraguadas. Es facil publicar una pagina web y firmar alguna adhesion al programa economico de martinez oreja de hoz bajo el nombre de Radio Tosco disiente.