4.9.07

Apuntes y preguntas

Radio Tosco pasó gran parte del domingo en la Escuela Provincia de Misiones, de barrio Zumarán. Pudo ver las caras del padrón: en filas largas, con el calorcito, con sus chicos en brazos. Somos nosotros: un gusto el encuentro.

Estaban los fiscales de partidos grandes, con criollitos y mate, y abogados sentados en mesitas a la entrada.

Corriendo por los pasillos, los fiscales de partidos chicos; hacían como que podían estar en diez mesas al mismo tiempo, sin criollitos, sin mate. Las fiscales del FIT, laburadoras y atentas, agregando los votos de Liliana en los cuartos oscuros donde faltaban o donde se los habían escondido.

La fiscal de Keegan llevaba una tijera colgando del cuello. Un perro se metió por los pasillos, corriendo detrás de los pibes, y una juecista lo chistó para que se fuera. La directora de la escuela le preguntó al fiscal del MST: "¿Ya soltaron a los que estaban detenidos de ustedes?" Nunca se supo si era solidaridad, o parte de la investigación policial.

Un radical gordo intentaba darle instrucciones a una presidente de mesa. Mala idea: la presidenta agitaba sus rulos y una copia de la ley electoral: Acá dice que la autoridad soy yo. ¡Luis Catorce era un poroto! "L'autorité de la mesé, c'est moi"

Quedan pendientes algunas preguntas. Radio Tosco, por ahora, no puede más que plantearlas.

  • ¿Cuándo se establecerá que los partidos pueden gastar una cifra máxima en la campaña y que esa cifra será entregada por el Estado? Porque... ¿dónde estaría Esquiareti hoy si sus afiches hubieran sido en blanco y negro?
  • ¿Alguien duda de que hay que pedir un recuento voto por voto? Total, ¿qué apuro tenemos en saber cuál fracción de la burguesía cordobesa agarrará la manija? Pero hay que respetar la decisión de nosotros: a contar, que hay tiempo.
  • ¿Será posible encontrar algún acuerdo mínimo de colaboración entre los partidos de la izquierda?

Y algo más: (agregado a las ocho de la noche)

Esta tarde, el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia emitió una Acordada donde resuelve "Exhortar a los dirigentes de los partidos políticos que han objetado la elección, a comprometer sus esfuerzos para preservar la paz social." Traducción: que Luis Juez no llame a marchas públicas.

No exhortan a Esquiareti, que si quiere puede organizar un desfile de carrozas con globos y serpentinas. Y algo de eso ya hubo.

No señor: el TSJ se esmera en aclarar que se dirige a los que han objetado la cosa.

Resulta preocupante, eso sí, que el Tribunal advierta que la convocatoria a marchas, "cualquiera sea su objeto", puede alterar la paz pública. Y remarca que "todos los conflictos deben ser solucionados por vías pacíficas y en el marco de la ley".

No se entiende: ¿acaso manifestarse en la calle no está dentro de la ley (y la Constitución)? Digo manifestarse; no hablo de prenderle fuego a los autos, saquear pizzerías o robarle la peluca a algún altísimo funcionario del Ejecutivo provincial.

El TSJ puede, razonablemente, preocuparse por la posible violencia entre cordobeses. Resulta difícil creer, en cambio, que la solución sea que determinado sector político se encierre abajo de una baldosa.

Otro agregado [jueves 06 Sep]: Muy interesante la nota sobre "problemas" en el escrutinio (¿o "escretino"?) publicada aquí.

Hasta el martes 11 de septiembre

1 comentario:

San Gordelius dijo...

gracias por linkearme! la 2da parte de la "investigacion" la hice ayer, fijate

http://unporoto.blogspot.com/2007/09/demasiado-improlijo.html

agradezco al pichi campana que fue el que me avivo de fijarme en las mesas de extranjeros jaja

un abrazo, horacio, y espero q cuando te mudes y te acomodes me mandes el $ de la ley

pd: lo del radioblog me ocupo una tarde entera...